domingo. 02.10.2022

La razón principal por la que se cuelgan CDs en ventanas y balcones no es otra que la de ahuyentar a palomas y otros animales o incluso insectos, como las molestas moscas, evitando que entren en casa y que nos perturben de cualquier forma.

No se trata solo de una cuestión de decoración. Las palomas y otras aves pueden transmitir enfermedades y parásitos. Además, sus excrementos son corrosivos y pueden destrozar con el tiempo cualquier fachada, además de no resultar muy higiénicos ni estéticos. Tampoco ayudan los sustos que puede provocar la presencia de cualquier ave, o el riesgo de que decidan derribar fronteras y traspasar el umbral de nuestra fachada par adentrarse en nuestro hogar.

Del mismo modo que usamos bolsas colgadas llenas de agua para que los insectos se vean reflejados, el uso de un CD con el mismo fin tiene todo el sentido del mundo, resultando, si cabe, aun más eficaz y sencillo de llevar a cabo. Además, estaremos reciclando un objeto que se encuentra cada vez más en desuso y que muchas veces conservamos únicamente por nostalgia o valor sentimental.

Otras fórmulas para evitar la presencia de palomas y otras aves consiste en colocar unos pinchos diseñados específicamente para impedir que se apoyen en cornisas o cualquier otra estructura horizontal, aunque se trata de una solución poco estética. También es posible aplicar repelentes químicos o incluso colocar falsas aves depredadoras que hagan que sus potenciales víctimas se lo piensen dos veces antes de posarse a su alrededor.