martes. 16.04.2024

El torero de 51 años, Enrique Ponce, y la jóven de 21 años estudiante de derecho, Ana Soria han realizado una entrevista como pareja por primera vez después de tres años de relación. La pareja ha acudido al programa 'El Hormiguero'. Para Ana era la primera vez que se presentaba ante las cámaras aunque ya se había confirmado la relación por redes sociales y la vez que dieron una pequeña entrevista a Viva la vida de Telecinco.

Durante la entrevista tocaron todos los puntos de la relación y las preguntas que quizás todo el mundo se ha hecho sobre esta pareja. La única condición que pusieron al respecto fue no hablar de la exmujer de Ponce, Paloma Cueva, con la que estuvo 24 años y con la que tiene dos hijas.

La pareja ha contado como se conocieron y es que todo comenzó cuando Ponce fue a torear a Almería, ciudad natal de Ana, y ella acudió. "La vi en el tendido y me llamó la atención", contaba el torero, a lo que añadió Ana: "Hasta el punto de que me di cuenta yo". Él quedó cautivado por la joven y preguntó a un amigo suyo si la conocía, y sí, era la hija de un amigo suyo. "Me dio su nombre y la busqué en Instagram", decía Ponce.

Ana cuenta desde su punto de vista que él no paraba de mirarla, "cruzábamos miradas y en ese momento sentí lago especial, él tiene los ojos claros y una mirada muy especial, en ese momento el mundo se paró", relataba la joven.

Sus primeras citas fueron como las de cualquiera, nerviosas y con entusiasmo por conocer a la otra persona. "Él me repitió varias veces que su hermana era abogada" para crear lazos en común ya que Ana estudia Derecho y su padre es uno de los abogados más importantes de Almería.

Sus siguientes encuentros fueron vía telefónica. Ponce describe a Ana como a una persona "muy inteligente, con una madurez impropia, y poco a poco fuimos enamorándonos". El torero cuenta con ilusión que ella "es la mujer de la que estoy enamorado locamente, tiene un corazón enorme". Desde entonces el torero comenzó a "escribir su nombre en la arena de las plazas de toros después de sus corridas".

Pese a las críticas su amor siemore ha sido fuere y nunca han querido "tirar la toalla". La almeriense reconoce no haber estado preparada para la "intensidad mediática" por lo que tuvo que acudir a psicólogos y apartar su carrera para "cuidar mi salud mental". Para ella, Enrique ha sido su mayor apoyo: "A él le da todo igual, y verle tan despreocupado me ayudó a quitarle importancia".

También, algunos de los comentarios y críticas que reciben continuamente son sobre la diferencia de edad, 27 años. Para Ana, "el tema de la diferencia de edad ya cansa. El amor es libre, no piensa, se siente, y lo que para nosotros no es un impedimento no tiene por qué ser un problema para los demás". "La edad es un número que cuenta el ser humano, nada más, la edad está en la vitalidad, añadía él al respecto.

 

Enrique Ponce y Ana Soria desvelan cómo comenzó su historia de amor