domingo 23/1/22

Al Barcelona se le escapan los puestos Champions en los últimos minutos

Unos desastrosos 15 minutos finales del conjunto que dirige Xavi Hernández le dieron el empate a un Granada que tras la expulsión de Gavi se volcó al ataque

<p> El gol de Antonio Puertas para empatar ante el Barcelona </p>
<p> El gol de Antonio Puertas para empatar ante el Barcelona </p>

Parece que las cosas continúan mal en Camp Barça. Lejos del espejismo que fue la eliminatoria de Copa del Rey ante el Linares. Los blaugranas recuperaban de nuevo a Gavi para un partido en Los Cármenes que pintaba duro y cerrado desde el principio. Y así fue, con un Granada muy solido defensivamente al que no le temblaban las piernas al manejar la posesión del balón, sin dar opciones a las contras del Barcelona por medio de sus hombres estrella como son Gavi o Dembelé.

Dani Alves se estrenaba en su vuelta al Barcelona, convirtiéndose en el jugador más longevo en vestir la camiseta culé en La Liga. El primer tiempo se pudo resumir en un Barcelona bien plantado teniendo la posesión y creando ocasiones por medio del que parece el verdadero fichaje del mercado invernal, Luuk De Jong, al cual hasta le anularon un gol por posición adelantada.

El Barcelona aprovechaba el buen pie de sus jugadores para de vez en cuando meter centros al área donde el holandés se desenvolvía mejor. Sin muchas ocasiones claras, más allá del gol anulado al Barcelona, el marcador se iba al descanso con un ajustado cero a cero, con la sensación de que el partido se rompería de algún lado en cualquier momento.

Ya en la segunda parte el Granada comenzó atacando más, sobre todo con las internadas por banda izquierda de Darwin Machís, que con su velocidad ponía en problemas a Dani Alves. Un Dani Alves que volvía a la liga española por todo lo alto, pues a mediados de la segunda mitad, tras una buena jugada culé, el brasileño ponía con musiquita el balón en el área para que Luuk De Jong, con un cabezazo inapelable, adelantara a los de Xavi.

El partido parecía cerrado pues, el Granada, a pesar de tener ciertas ocasiones y llegadas con su estilo de juego, estaba cediendo demasiado la posesión de balón al Barcelona. Los cambios de Xavi decayeron al equipo, la presión alta a la salida de balón desapareció con la entrada de Depay y la salida de Luuk De Jong y Dembelé. El partido comenzó a romperse y el Granada, que se sentía más cómodo comenzaba a atacar sin cuartel a un Barcelona, que paraba mucho el encuentro con faltas.

Tantas faltas realizaron los culés que Gavi, con una entrada inexplicable para alguien que posee tarjeta amarilla arrolló por detrás a uno de los jugadores de Robert Moreno, dejando a los blaugrana con 10. El Granada apretó aún más las tuercas a un Barcelona, que pudo haberse quedado con 9 tras dos faltas de Piqué seguidas que no recibieron amonestación. El central había sido amonestado antes por unas protestas.

Finalmente llegó la jugada decisiva. El balón salía a córner, una de las facetas ofensivas más peligrosas del conjunto andaluz de Robert Moreno, el centro no es despejado en primera instancia por Piqué, rebotando el balón en la mano de Busquets. El esférico caía en las botas de Puertas que, a la media vuelta con la zurda, mandaba el balón a la escuadra derecha de Ter Stegen que miró incrédulo el disparo del lateral nazarí.

Así, el F.C Barcelona vuelve a dejarse empatar y se le escapan unos valiosos tres puntos que le habrían colocado cuartos en la tabla, dentro de los puestos Champions. El Barcelona se sitúa quinto con 32 puntos, mientras que el conjunto nazarí de Robert Moreno se aferra a la duodécima posición, manteniéndose a 8 puntos del descenso.