sábado. 01.10.2022

El Barcelona se quita las penas de Münich con una goleada ante el Elche

Lewandowski lideró al Barcelona con un doblete, ante el único equipo de La Liga que aún no ha ganado

<p> Lewandowski celebra su gol ante el Elche </p>
<p> Lewandowski celebra su gol ante el Elche </p>

El Barcelona vive en Liga a base de goleadas. El conjunto azulgrana vivió otro partido con más de tres goles a favor, ante el actualmente pero equipo de la competición, que demasiado aguantó el marcador teniendo en cuenta que jugaron con uno menos desde el temprano minuto 15 de encuentro.

Y es que Gonzalo Verdú fue expulsado del terreno de juego de manera bastante prematura, cuando agarró de la cintura a Robert Lewandowski en una de las primeras jugadas de riesgo azulgrana, siendo el jugador del Elche, el último defensa entre el delantero y la portería visitante. El árbitro no dudó, pese a la distancia respecto la falta y el área, lo que dejó a los visitantes con 10, en el Camp Nou, ante el equipo más goleador del campeonato, todo mal.

El Barcelona, en calidad de león herido tras su derrota ante el Bayern en Münich, pagó los platos rotos contra un inofensivo Elche que de no mejorar pronto, se encontrará rápido con el agua al cuello. A raíz de la expulsión el Barcelona controló de manera sencilla los tiempos del partido, moviendo muy fácil la pelota y con soltura, con posesiones largas y acosando la portería de Edgar Badía que, evitó una goleada mayor.

Que llegara el gol local era cuestión de tiempo viendo la situación, y así fue, pues en el minuto 34, el delantero de moda y ya pichichi del campeonato, Robert Lewandowski, abrió el marcador, para redimirse de sus claros fallos de cara a puerta contra su ex equipo en Champions. El primer gol hizo descoserse al Elche, que tan solo 5 minutos después recibía el segundo tanto en forma de golazo, de las botas de Memphis Depay. El holandés tras un reverso digno de un pivote, fusiló la escuadra del meta del Elche, con la pierna izquierda.

El Barcelona olía la sangre y Pedri quiso más antes del descanso. El canario, que fue claro señalado en la derrota frente al Bayern, esta vez no falló su ocasión para marcar, con la desilusión para los culés al saber que había sido anulado por fuera de juego. Ya en la segunda parte Xavi quiso aprovechar para hacer rotaciones al equipo y dar descanso a nombres importantes.

Lewandowski tuvo tiempo para marca el segundo de manera temprana y poder descansar 25 minutos en el banquillo, para dar paso a jugadores como Ansu Fati, que lo tendrán complicado esta temporada. Así el Barcelona se posiciona como líder provisional a esperas de lo que ocurra en el derbi madrileño entre Atlético de Madrid y Real Madrid.

Comentarios