miércoles 1/12/21

Garbiñe Muguruza se corona como la primera Maestra del Tenis español

La tenista española venció en la WTA Finals de Guadalajara a Kontaveit en 2 setes (6-3, 7-5) siendo la primera vez en la historia que una española gana dicha competición

<p> Muguruza celebrando la victoria en la final ante Kontaveit </p>
<p> Muguruza celebrando la victoria en la final ante Kontaveit </p>

Tras el duelo fraticida entre Paula Badosa y Garbiñe Muguruza en las semifinales del torneo donde Muguruza salió vencedora llegaban las finales. La final de un torneo que solo dos tenistas españoles habían sido capaz de ganar en la historia de este deporte (Manolo Orantes y Álex Corretja) o al menos hasta esta edición.

Pues Garbiñe Muguruza consiguió entrar al salón de la fama del tenis español e internacional siendo la vigesimocuarta campeona de las WTA Finals, convirtiéndose en la única mujer española capaz de ganar dicho torneo. Todo esto, en un partido donde la ex número uno del ranking no dejó de dominar y siempre llevó el ritmo del partido siendo implacable ante los golpes de la estonia Anett Kontaveit.

La española se alzó como la mejor participante entre las 8 tenistas, consiguiendo cuatro victorias de cinco partidos disputados, tomando de esta manera el relevo de Ashleigh Barty, ganadora en 2019 que decidió no participar aun estando clasificada. La española sella de esta manera un gran año sumando su décimo título en diecisiete finales a lo largo de su carrera profesional. Consiguiendo en este curso un muy positivo récord de 42 victorias y 17 derrotas que le lleva a meterse en el podio de la WTA y quedando a tan solo 1 victoria de las 300.

Kontaveit desde el primer punto demostró que se dejaría la piel por conseguir la victoria y que tenía la decisión necesaria para ello, sin embargo, Muguruza estaba destinada a conseguirlo, tras superar a la revelación del tenis femenino español en semifinales, no podía dejar los sentimientos de su compañera en el camino. La tenista estonia evitaba a toda costa los puntos largos para aguantar con buen físico pero Muguruza estaba intratable venciendo en dos sets.

El público estaba claramente con Muguruza, que ya se había alzado con dos campeonatos anteriormente en tierras mexicanas, más concretamente en Monterrey. Muguruza no decepcionó y trae a casa lo que supone la tercera copa de maestros ganada por un español, sumándose a sus predecesores y convirtiéndose, si no lo era ya, en leyenda viva del deporte de raqueta.