martes. 31.01.2023

La Xavineta mete tercera y arrasa en el clásico de la Supercopa de España

Gavi lidera al conjunto blaugrana a su primer título de la temporada

 Gavi y Pedri abrazados en la celebración del tercer tanto
Gavi y Pedri abrazados en la celebración del tercer tanto

El FC Barcelona doblegó (1-3) al Real Madrid este domingo en el King Fahd International de Riad para conquistar la Supercopa de España y cortar la sed de títulos en el cuadro azulgrana, el primero en la 'era Xavi', con los goles de Gavi, Lewandowski y Pedri.

El equipo de Xavi Hernández impuso su hambre ante un defensor del título que no estuvo acertado ni en ataque ni en defensa. Los blancos regalaron en los goles de su eterno rival y se vieron superados por un Barça que vuelve a ganar un título, como no hacía desde la Copa del Rey de 2021.

El conjunto culé dominó de cabo a rabo a un Real Madrid plagado de bajas, al que la vuelta del Mundial le ha sentado muy mal. El mejor de los merengues fue una vez más Courtois, que evitó el primer gol tempranero de Robert Lewandoski, despejando el balón que golpeó en el palo.

Los hombres de Ancelotti no fueron capaces de encontrar su juego, ante un Barcelona muy agresivo en la presión y que controlaba en todo momento a Luka Modric, que no pudo entrar en el partido. El primer gol llegaría tras un grave error de Camavinga, que perdió el balón ante Busquets, dándole el balón al polaco, que cedió para el MVP del partido, Gavi, que con disparo cruzado batió al meta belga del Madrid.

La siesta de la primera parte no acabaría ahí, con una defensa madridista irreconocible y llena de agujeros, en las siguientes jugadas de peligro, en un gran contragolpe, llegaría el segundo gol blaugrana, esta vez invirtiéndose los papeles, con Gavi como asistente, y Robert Lewandoski empujando el balón a la red, tras el pase de la muerte.

Al paso por los vestuarios, Ancelotti movió banquillo y sacó a Rodrygo, buscando mayor frescura en los suyos, pero nada cambió en una final dominada por Gavi y Pedri, que no dejaron vivir al centro del campo madridista. Antes del tercero, Lewandoski tuvo el gol en sus botas, tras una gran cabalgada de Balde, pero apareció de nuevo el meta belga, que salvó a los merengues de la humillación.

Sin embargo, las sensaciones no cambiaban y sería de nuevo el Barcelona quien marcase, una vez más, a pase de Gavi, que se coronó como claro MVP del partido, para que Pedri rematara a los de Anceotti. Benzema maquilló el resultado final con un gol en el descuento del honor, pero el Barcelona consiguió de igual manera, su 14ª Supercopa de España.

Comentarios