martes. 31.01.2023

Las universidades "van cada vez más hacia modelos de aprendizaje híbridos y flexibles"

 El presidente de Crue Universidades Españolas, Juan Romo, en el seminario 'La dimensión social de la universidad a debate'
El presidente de Crue Universidades Españolas, Juan Romo, en el seminario 'La dimensión social de la universidad a debate'

El presidente de la CRUE Universidades Españolas, Juan Romo, ha asegurado que las universidades "van cada vez más hacia modelos híbridos y flexibles que mejorarán el aprendizaje con una flexibilidad que permitirá generalizar el acceso al conocimiento".

Así lo ha manifestado este lunes el presidente de la CRUE durante su intervención en el seminario 'La dimensión social de la universidad a debate: nuevos retos para el mundo académico', organizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

El seminario está dirigido por el presidente de UNIR, Rafael Puyol, y ha contado asimismo con la participación del director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria y exrector de la Universidad Politécnica de Madrid, Javier Uceda.

Esta primera sesión del ciclo, titulada 'Una universidad para todas las edades y todas las necesidades', ha estado dedicada al análisis de la incorporación de los distintos grupos de edad a la Educación Superior: personas que no pudieron proseguir su formación al terminar sus estudios preuniversitarios, así como profesionales que buscan actualizar sus conocimientos.

Durante su intervención, Romo ha destacado la importancia creciente del aprendizaje para toda la vida (Lifelong Learning), así como de la personalización de la educación, que pasa por ganar flexibilidad.

"La clave de la supervivencia de la universidad como institución está en su capacidad de adaptarse a las necesidades de cada época", ha indicado el presidente de Crue. En este sentido, el también rector de la Universidad Carlos III de Madrid ha resaltado que "la apuesta por el aprendizaje a lo largo de la vida es una oportunidad para las universidades, en tanto que abre una ventana a una nueva y creciente demanda de estudios".

DÉFICIT DE TALENTO

Romo se ha referido al "déficit de talento" como "una cuestión crítica por la falta de formación, sobre todo entre los desempleados". El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas ha proporcionado algunos datos sobre la situación actual: "El 94 por ciento del estudiantado de Grado y Posgrado tiene entre 18 y 29 años. Según las proyecciones demográficas, dentro de 20 años habrá cerca de 200.000 estudiantes menos en esa franja de edad".

Así, ha señalado que "el porcentaje de personal de las empresas que realiza formación continua es menor en España que la media europea, pero se observa un cambio de tendencia positivo"; y ha explicado que "se forman más a lo largo de la vida las personas con estudios universitarios, especialmente en la edad entre 25 y 34 años".

El presidente de la CRUE ha resaltado el papel de las microcredenciales, de las sendas personalizadas y de los títulos de experto y los cursos cortos de especialización para cumplir con el primer objetivo. "Las microcredenciales permitirán, en un marco europeo e internacional, certificar resultados de aprendizaje adquiridos en entornos formativos muy diferentes", ha indicado.

Por su parte, el director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria, Javier Uceda, ha reflexionado acerca del "enorme aumento de la demanda en una formación especializada". "La industria europea va a verse afectada por la Revolución verde y la Revolución digital; eso nos llevará a que en cinco años habrá 120 millones de europeos con necesidades de upskilling y reskilling", ha precisado.

Para Uceda, "la universidad del futuro será más flexible o no será". "Además, otros agentes tendrán un papel cada vez más destacado en la Educación Superior, vamos a convivir con empresas u otro tipo de instituciones, en la medida en que puedan incorporarse a los currículos y es imprescindible construir un marco flexible y de calidad en el que las universidades y otros agentes puedan actuar con instrumentos adecuados a los retos planteados", ha agregado.

Por su parte, el presidente de UNIR se ha referido a aspectos como el desajuste en la demanda entre los estudios universitarios y el mercado laboral. "El 25% de las ofertas de trabajo son para titulaciones STEM pero solo cursan estas materias el 15 por ciento de los alumnos", ha indicado, citando una encuesta de la Fundación Universidad Empresa.

De acuerdo con esta misma fuente, "el 70 por ciento de los estudiantes juzga que los contenidos de los grados forman escasamente para el mercado laboral", ha explicado Puyol, quien igualmente ha expuesto que "el 95 por ciento de los estudiantes considera que la formación práctica recibida no está a la altura de sus expectativas y de lo que creen necesario para su desempeño profesional".

Para el presidente de UNIR, "existe poca formación en competencias y escasa penetración de la formación virtual. Son pocas las universidades que han hecho un esfuerzo en su digitalización".

Comentarios