sábado. 10.12.2022

Un ginecólogo de Pinoso, en Alicante, de 69 años y que ejercía en el centro de salud del municipio, ha sido condenado por la Audiencia Provincial a dos años de prisión por abusar sexualmente de una paciente, a quien le aseguró que el origen de la dolencia que padecía era que no sabía masturbarse de forma correcta.

Dictada por un tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes, la sentencia consideraprobado que los abusos se produjeron en torno a las 10 horas del 14 de agosto de 2020 en la consulta en la que trabajaba el procesado.

Cuando la paciente y el acusado se encontraban solos, el médico le refirió que ya creía haber encontrado cuál era la causa de su problema y que consistía en “que no se masturba bien, que no queda satisfecha y que al no quedarse satisfecha, aguanta mucho la respiración y por eso se le hincha el cuello y le crea un enfisema subcutáneo”.

Acto seguido, el procesado “le explicó con sus dedos y sus manos cómo tenía que masturbarse ella y, después, le dijo que le iba a realizar una última exploración, ya que era su último día de trabajo porque se jubilaba”.

Entonces, el ginecólogo comenzó a explorarla tocándole las axilas y los pechos sin portar guantes, después de que la paciente se hubiese desprovisto de las prendas de ropa superiores.

Después, le dijo que se quitase el pantalón y se acostase en la camilla para comenzar a tocarle bajo el abdomen hasta tocarle “la zona del clítoris, masturbándola a la vez que le decía en valenciano: 'lo notas, lo notas’”, pese al estado de “nervio y tensión” de la paciente, que llegó a estar "en shock”. Antes de que abandonase la consulta, el ginecólogo “le dijo que le daba su teléfono para quedar otra vez”.

El acusado reconoció la autoría de los hechos en el inicio de tras consignar 10.000 euros para resarcir el daño causado a la paciente y es condenado a dos años por abuso sexual, aunque la pena se suspende a condición de que no vuelva a delinquir en tres años, y a cuatro meses de inhabilitación para el ejercicio de la profesión de médico.

Comentarios