miércoles. 28.02.2024

 

          La cordobesa Mariló Torres, periodista y piloto de avión, es la primera mujer española elegida para integrar un selecto grupo de especialistas que completará una misión espacial análoga en el módulo de simulación de HI-SEAS en Big Island (Hawaii). Con 52 años de edad, alterna su trabajo como funcionaria con la pertenencia a la comunidad internacional de astronautas análogos.

          La misión en cuestión, bautizada como IMI OLA, que en idioma hawaiano significa “buscando una vida mejor”, se llevará a cabo entre el 22 y el 28 de febrero en un hábitat situado en el volcán más grande del mundo, el Mauna Loa, a una altitud de 2.470 metros. Se trata de un entorno que reproduce condiciones hostiles similares a las de la Luna o Marte, y donde los participantes del experimento viven con limitaciones casi idénticas a las de los astronautas.

          Acompañada de científicos de varias nacionalidades, en concreto dos estadounidenses, un escocés, una costarricense y un paquistaní, Mariló Torres desempeñará el cargo de vicecomandante y, además, investigará el efecto de los procedimientos espaciales, tanto normales como de emergencia, en los miembros de la tripulación. Entre otros, se pondrá a prueba la destreza y diligencia del equipo frente a eventos extremos tales como el impacto de un micrometeorito o una eyección de masa coronal del Sol.

          HI-SEAS, siglas del Análogo de Exploración Espacial de Hawaii, está actualmente regentado por las instituciones Blue Planet Research y EuroMoonMars/Eurospacehub, si bien fue el hogar de 5 misiones exitosas de simulación de la NASA de larga duración (hasta 12 meses) y de posteriores misiones análogas en colaboración con múltiples organizaciones espaciales de todo el planeta.

          Desde 2022, año en el que se estrenó como comandante de la pionera misión Venus de Biogénero, compuesta enteramente por mujeres y desarrollada en nuestro país, Mariló Torres se ha convertido en asesora y colaboradora de Astroland, la primera Agencia Interplanetaria española y sede de la Estación Ares, ubicada en el interior de una cueva cántabra. Es divulgadora del futuro femenino en el espacio, firme defensora del papel activo de la mujer de mediana edad en la sociedad actual y reivindicadora del rol de las personas con formación en Humanidades dentro de un sector de exploración espacial copado por perfiles STEM.