miércoles. 29.05.2024

En Murcia, Paquita, de 53 años, se convirtió en una víctima de la "estafa del cajero", perdiendo 800 euros en un engaño meticulosamente elaborado. En una entrevista, nos cuenta cómo cayó en la trampa y terminó con su cuenta en números rojos.

Todo comenzó cuando Paquita anunció la venta de su automóvil usado en línea. Describió el vehículo, proporcionó su información de contacto y fijó el precio en 14.000€. Pronto, recibió una llamada de un hombre llamado Juan Ramón, supuestamente interesado en comprar el coche. Él prometió enviarle 500 euros como señal a través de Bizum para reservarlo.

Aquí es donde reside la artimaña: tras afirmar que el Bizum falló, el estafador propuso hacer un depósito bancario como alternativa. Paquita destaca la astucia del estafador, quien diseñó cuidadosamente su lenguaje y tácticas para engañarla sin levantar sospechas.

¿Cómo logran sacar dinero sin tarjeta? El estafador, con aparente naturalidad, solicitó a Paquita el nombre de su banco para acercarse a un cajero automático de la misma entidad. Algunos cajeros permiten operar sin tarjeta, ingresando únicamente el número de teléfono vinculado a la cuenta y un código temporal proporcionado por la aplicación bancaria de la víctima.

Este código, similar al utilizado en el secuestro de cuentas de WhatsApp, permite al estafador acceder a la cuenta de la víctima. Convencida de que era una práctica común, Paquita compartió el código, permitiendo al estafador retirar 300 euros. Además, el estafador recibió otros 500 euros mediante un Bizum ficticio, cobrado posteriormente mediante un cargo revertido.

Los bancos suelen limitar las extracciones de efectivo sin tarjeta a 300 euros al día para evitar que las cuentas sean vaciadas por completo. En el caso de esta estafa, el límite de 300 euros fue lo máximo que pudieron robar.

Cuidado con esta nueva estafa de cajero: "Me sacaron 300 euros sin mi tarjeta"