martes. 16.04.2024

 

Un nuevo estudio liderado por el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) y la Universidad de Leipzig (Alemania) ha desvelado una nueva metodología para observar los detalles moleculares de las enzimas que degradan el plástico de un solo uso.

Los resultados del trabajo, publicado en la revista 'ACS Catalysis', tienen aplicaciones biotecnológicas y "podrían contribuir a mejorar el reciclaje de plásticos y a mitigar los efectos de la contaminación", ha explicado el Institut de Ciències del Mar en un comunicado de este miércoles.

Se trata del PET (tereftalato de polietileno), cuya "rigidez, transparencia y dureza lo convierten en uno de los plásticos más valiosos" para la fabricación de botellas, todo tipo de envases y otros productos de un solo uso.

Para descubrir el mecanismo de degradación del PET, los investigadores diseñaron una matriz de vidrio que estabilizaba los intermediarios de la reacción enzimática y permitía su detección en tiempo real a través de métodos espectroscópicos como las resonancias magnéticas.

Acto seguido, a través de cálculos moleculares usando superordenadores, pudieron interpretar los datos espectroscópicos y generar un modelo molecular 3D detallado a partir del proceso enzimático de degradación del PET.

DESCOMPOSICIÓN

Los resultados muestran que la interacción de dos subunidades de PET "es suficiente para que la enzima corte el polímero", cuando hasta ahora se pensaba que era necesario que una gran parte del PET se uniera a la enzima para descomponer el polímero plástico en sus componentes originales.

Además, el estudio revela que la enzima puede "caminar" o deslizarse sobre la cadena de PET para pasar de un monómero --molécula de pequeña masa molecular-- a otro.

"Entender cómo interactúa el PET con la enzima es importante para guiar el diseño de nuevos sistemas de reciclaje. Al final, la propia naturaleza nos proporciona el material de partida para reducir la contaminación por plásticos, aunque debemos utilizarlas de forma adecuada", se concluye.

Desvelan el proceso de degradación del plástico de un solo uso con enzimas bacterianas