martes. 23.04.2024

Este lunes, la Guardia Civil llevó a cabo la detención del párroco de una iglesia en Don Benito, Badajoz, junto con su compañero sentimental, por presuntamente dedicarse a la venta de drogas en la residencia parroquial. Según los investigadores, se les acusa de traficar con viagra y otros potentes afrodisíacos. La investigación continúa en curso.

Los dos hombres fueron arrestados en la casa parroquial, donde residían juntos. Uno de los clientes admitió ante las autoridades que el cura de la parroquia de Don Benito le proporcionaba sustancias estupefacientes.

De hecho, en la localidad se tenía conocimiento generalizado de las frecuentes visitas a la casa parroquial de la Parroquia de San Sebastián.

Durante el operativo, tanto el párroco como su pareja fueron detenidos en la vivienda adyacente a la iglesia. En el registro se decomisó una considerable cantidad de material estimulante. Además, los agentes también registraron la propia parroquia.

Los investigadores llevaban meses realizando un seguimiento al sacerdote, cuya clientela parecía aumentar progresivamente. Al parecer, el párroco creía que su posición le otorgaba impunidad, lo que posiblemente le llevó a descuidar sus precauciones.

La operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, aún está en marcha. No se descartan más detenciones, aunque las autoridades consideran a los dos arrestados como los principales responsables.

Detenidos en Don Benito, un cura y su pareja por traficar con viagra