martes. 23.04.2024

Showee', una ducha eco-inteligente con detector de caídas y asistencia virtual personalizada, tanto para personas con dificultades físicas y de movilidad como con discapacidades intelectuales y sensoriales, ha obtenido el primer puesto en la VIII edición de los 'Premios de Tecnología Humanitaria', puestos en marcha por Cruz Roja.

Hace varios años la abuela de uno de sus fundadores, Èric Güel, fue diagnosticada con párkinson, a lo que se unió la enfermedad crónica de su madre, por lo que la ducha, como ha explicado a Europa Press, pasó a ser un "momento de intranquilidad para toda la familia".

Fue en ese momento cuando los creadores de 'Showee Shower' se preguntaron por qué tantas cosas han evolucionado y facilitan la vida de las personas, mientras que la ducha "sigue anclada en el tiempo". En ese contexto, decidieron crear la ducha inteligente que ha recibido el primer premio en la VIII edición de este concurso, que busca reconocer aquellas iniciativas tecnológicas que ayuden a la vida de las personas.

Así, el proyecto ganador gira en torno a una ducha que cuenta con distintas funcionalidades como: mojado, enjabonado y secado; un sensor de caídas; un software intuitivo táctil y por voz; un asistente virtual y control remoto; cromoterapia y musicoterapia; versatilidad de jabón y prevención de legionela; autorregulación de temperatura y, además, ahorro de agua y tiempo de asistencia.

Como ha detallado una de las emprendedoras, Judit Salarich, en la presentación de las iniciativas, la ducha inteligente incluye, entre otras cuestiones, un sensor de caídas que mapea el suelo y, "en el momento en el que hay un resbalón, detecta el cambio de contornos de piernas y, lo primero de todo, para el agua".

Acto seguido, si el sistema identifica que la persona no se levanta o permanece inmóvil durante 30 segundos, muestra un aviso a los sistemas de emergencia sincronizados --como la aplicación móvil de 'Showee' o la central de avisos propia del centro sanitario. De este modo, consigue reducir hasta un 40% el tiempo de asistencia de los cuidadores.

Además, la ducha eco-inteligente busca "dar esos momentos de intimidad y de autonomía" a las personas que lo necesitan. "Si hay una persona que tiene artrosis en las manos, el hecho de abrir un bote de jabón y apretar puede ser todo un reto, por lo que facilitamos el enjabonado", ha explicado Salarich.

Asimismo, el asistente virtual integrado guía a las personas con dificultades cognitivas durante todo el proceso de ducha, ya que "hay muchas personas que solo necesitan este soporte verbal que les acompañe y por ese motivo ya pierden la intimidad en la ducha".

AUDÍFONOS PARA PERSONAS AUTISTAS Y UNA LÍNEA DE VIDA DIGITALIZADA

En esta VIII edición, Cruz Roja ha entregado un primer y segundo premio en la Categoría General y, asimismo, ha otorgado un accésit, en una edición en la que la institución ha recibido alrededor de 60 candidaturas, según ha indicado uno de los miembros del jurado y director de Servicios Tecnológicos Digitales en Cruz Roja Española, Carlos Capataz.

El objetivo de los premios, como ha añadido Capataz, es poner en valor iniciativas "innovadoras", que sean "factibles", y "puedan llevarse a cabo en poco tiempo", aunque el producto todavía no exista. Además, se consideran cuestiones como el emprendimiento, "el impacto que puede tener en un volumen de personas y la escalabilidad". Los galardones se entregarán en el Mobile World Congress, que tendrá lugar a final de este mes de febrero en Barcelona.

De esta edición, el segundo premio ha sido para 'Envita', una app que impulsa el proyecto de vida de las personas mayores. Como ha explicado su fundadora, Noelia López, se trata de una iniciativa que busca "facilitar que tanto las personas mayores como los profesionales y las familias puedan sentarse juntos a trabajar en el proyecto de vida de la persona cuando principalmente necesita cuidados".

Con este proyecto, sus impulsores han creado una línea de vida digitalizada en la que tienen cabida las experiencias del pasado, del presente y, a su vez, los proyectos para el futuro con el fin de combatir la soledad no deseada y promover un cambio hacia un modelo de atención y de cuidados centrado en la persona.

Por otro lado, la iniciativa 'UNFEAR', impulsada por Marta Barjola y Claudia Segundo, ha recibido un accésit. Se trata de unos cascos desarrollados en colaboración con Samsung que, a través de inteligencia artificial, silencian los ruidos --tanto externos como ineternos-- que pueden molestar a las personas con autismo.

El propósito de este proyecto, según ha indicado durante el acto de presentación el responsable de prensa corporativa de Samsung, Javier Galilea, es "poner a disposición de gente a la que los sonidos le molestan y le perturban muchísimo, sobre todo de espectro autista, una solución para no estar aislado y que al mismo tiempo esté protegido".

"Normalmente estas personas llevan unos auriculares grandes como de trabajo que les cancelan completamente el ruido y están aislados de lo que pasa alrededor. Con nuestra solución lo que permite es que lleven unos auriculares puestos con cancelación de ruido, unos pequeños como los que utilizamos cualquiera de nosotros", ha añadido.

Así, entre otras cuestiones, la app permite reducir algunos sonidos, como, por ejemplo, los que producen las sirenas, el metro o las obras de la calle. De este modo, se puede personalizar a partir de cuántos decibelios se quiere que la aplicación active la cancelación de ruido, además de contar con un programa de asistencia en caso de crisis.

NUEVA CATEGORÍA JUVENIL: PREMIO JASE

En esta edición, Cruz Roja ha incluido una nueva categoría, el 'Premio JASE', para "personas jóvenes, aunque socialmente emprendedoras" que cursen la ESO o FP.

Uno de los ganadores de esta categoría ha sido la aplicación 'Blood Bross', desarrollada por Luis Neira, Jaime García, Javier Feal y Diego Pérez Marcos. Se trata de un sistema de alertas de donación de sangre que incluye un mapa con sitios para poder donar.

La iniciativa surgió porque un familiar de Neira, según ha rememorado, necesitaba una donación de trasplante de órganos y los estudiantes vieron que "había un gran problema técnico en ese ámbito". Todos ellos cursaban en ese momento cuarto de la ESO y, aunque no desarrollaron una app de donación de órganos, porque "era más complicado por los pasos legales", crearon 'Blood Bross'.

Gracias a este proyecto, una vez que el donante ha realizado la donación, recibe un QR que escanea en la app y recibe un 'bloops' --sistema de puntos para acumular-- que le ubica en una de las cuatro categorías existentes --"desde ameba a vampiro"-- para recibir descuentos en restaurantes y comercios "que tengan una responsabilidad social".

Por otro lado, Martí Amat también ha sido premiado con su app 'Adhebook', centrada en mejorar la adherencia terapéutica, con funcionalidades que mejoran el tratamiento y recuerdan las tomas de medicación, gracias a un sistema de programación de alarmas.

Esta aplicación, desarrollada para el sistema operativo Android mediante el lenguaje Kotlin y el entorno Android Studio, surgió porque su creador, un estudiante de segundo de bachillerato, se dio cuenta de que "hay muchas personas en el mundo que padecen de enfermedades crónicas y que tienen dificultades para tener una buena adherencia al tratamiento, que es muy importante para que este tratamiento sea efectivo", como ha destacado.

En un futuro, ha vaticinado que el objetivo es "hacer una conexión con el sistema sanitario" para poder incluir vídeos y mensajes con información sobre cada enfermedad crónica. Asimismo, como ha indicado su creador, pretende incluir otras funciones como la lectura de las recetas "para facilitar la vida a los pacientes".

Una ducha eco-inteligente con detector de caídas, ganadora de los VIII Premios de...