martes. 23.04.2024

El subsidio por desempleo para mayores de 52 años es una prestación disponible a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ofrece a sus beneficiarios la posibilidad de recibir pagos de manera indefinida hasta que alcancen la edad de jubilación. Esta ayuda está dirigida a personas que han agotado su prestación o subsidio por desempleo y cumplen con ciertos requisitos.

Para acceder a este subsidio, además de tener más de 52 años, es necesario estar legalmente desempleado y no tener derecho a la prestación contributiva, es decir, al paro. También se requiere haber cotizado un mínimo de días por desempleo, que varía entre 90 y 359 días, siendo necesario alcanzar al menos 360 días cotizados para acceder a la prestación contributiva.

Además, los solicitantes no deben disponer de rentas propias que superen el 75% del salario mínimo interprofesional en términos mensuales, excluyendo la parte proporcional de las pagas extraordinarias, según especifica el SEPE en su página web.

El monto mensual del subsidio por desempleo para mayores de 52 años equivale al 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que se traduce en 480 euros al mes.

Sin embargo, lo más relevante de esta ayuda son dos aspectos distintivos: su duración y su impacto en la cotización para la jubilación. El SEPE destaca que se puede recibir el subsidio hasta alcanzar la edad ordinaria requerida para la pensión contributiva de jubilación.

Para garantizar que el periodo de desempleo no afecte negativamente a la futura pensión de jubilación, el SEPE asegura que realizará las cotizaciones correspondientes a la Seguridad Social para la jubilación, basadas en el 125% del tope mínimo de cotización vigente en cada momento.

Esta es la prestación de 500 euros que podrías cobrar hasta tu jubilación