miércoles. 17.04.2024

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes, a propuesta del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, dos nuevas líneas de ayudas de más de 100 millones de euros para impulsar la transferencia científica y tecnológica.

En concreto, el Gobierno ha aprobado la convocatoria Severo Ochoa y María de Maeztu, dotada con 76 millones de euros, y ha autorizado al Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (CDTI) a sacar la convocatoria Neotec por un importe de 20 millones de euros.

"La aprobación de dos convocatorias que suman 100 millones de euros dejan clara la apuesta del Gobierno por ser más productivo basado en el conocimiento", ha señalado la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El objetivo de la convocatoria Severo Ochoa y María de Maeztu es, por una parte, acreditar a los centros con esta acreditación de excelencia y, por otra parte, en base a esa acreditación, la financiación estructural de esos centros.

"76 millones de euros, la mayor aportación que se ha hecho desde que existe en el año 2011 que se creó esta convocatoria", ha celebrado Morant, destacando que para financiar esta convocatoria el Ejecutivo ha utilizado presupuesto nacional y no fondos europeos.

A través de esta convocatoria se dota a los centros que son acreditados como Severo Ochoa con 4,5 millones de euros para cuatro años y a las unidades María de Maeztu con 2,25 millones de euros.

"Esto significa dar estabilidad, significa que, una vez ha recibido y se ha resuelto la convocatoria y, por tanto, ha sido seleccionado como centro Severo Ochoa o como unidad María de Maeztu, el día 1 de enero sabes que cuentas con ese millón de euros para todo el año, durante cuatro años", ha explicado Morant.

Para la responsable de Ciencia, Innovación y Universidades, esta forma de financiar la ciencia "da mucha estabilidad y permite fortalecer la organización, también una contratación más estable de recursos humanos y persigue la internacionalización, la protección industrial de los resultados científicos, la contratación de talento investigador".

Según los datos de los centros Severo Ochoa y las unidades María de Maestru, este tipo de financiación les supone, por ejemplo, que la comparativa entre el año 2018 y el año 2021 de media en este tipo de centros es que crecen gracias a esta convocatoria un 15% en su personal de investigación, que crece un 27% en las publicaciones científicas por año, crecen también un 35% las tesis leídas por año, crece un 36% las patentes solicitadas por estos centros por año y un 65% las spin-off creadas por año.

La ministra también ha recalcado que, cada vez que sacan una convocatoria nueva, revisan la manera de rebajar la burocracia y mejorar el proceso de presentación a través de los formularios de solicitud que "van a ser más ligeros y simplificados" y también se mejorar y simplifica el proceso de evaluación.

Por su parte, la convocatoria Neotect, que existe desde el año 2022, está destinada a financiar la creación de empresas de base tecnológica con vocación de crecimiento, aquellas empresas que contribuyen al emprendimiento, que aceleran la transferencia de conocimiento y que generan trabajo de calidad.

"Son empresas que normalmente no conseguirían financiación en los mercados de financiación tradicionales", ha subrayado Morant, quien ha detallado que las empresas de base tecnológica que son adjudicatarias del proyecto Neotec reciben 250.000 euros, que se incrementan hasta 325.000 euros si contratan un doctor en la empresa, con el objetivo de incentivar la introducción de investigadores en la compañía.

España impulsará la transferencia científica con más de 100 millones de euros