miércoles. 28.02.2024

Motoristas que declaran haber sufrido un accidente en una gasolinera cuando, en realidad, ha sido circulando a todo gas en un circuito de carreras; una persona que reclama una incapacidad permanente y una costosa reforma en su casa mientras sigue trabajando en su bar con normalidad, o un trabajador con una baja laboral prolongada que, a pesar del accidente y sus "graves" lesiones, demuestra conservar un excelente toque futbolístico.

Estas son algunas de las tramas que los especialistas, peritos y detectives de Línea Directa Aseguradora han logrado desenmascarar y que se recogen en el "VII Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos y de Hogar", que analiza más de 110.000 intentos de estafas ocurridos en 2021 y 2022. Además, el informe, el primero y más extenso de todo el sector asegurador, desgrana la evolución que ha tenido el fenómeno del fraude al seguro en los últimos 14 años (2009-2022) y analiza la actividad de las numerosas redes organizadas que tratan de engañar a las aseguradoras en nuestro país.

La conclusión más importante del informe es clara: el fraude al seguro de Autos no para de crecer, ya que el 8,8% de los partes que se declararon al seguro en los dos últimos años fueron intentos de estafa, casi 5 veces más que en 2009. La razón de este incremento es la actual situación económica, marcada por la reducción del poder adquisitivo de los ciudadanos por la inflación y el alza de los tipos de interés. Además, también se han mejorado los medios de detección del fraude basados en la Inteligencia Artificial, que permite identificar parámetros, señalar posibles conexiones de los implicados y destapar incoherencias en sus declaraciones.