domingo. 16.06.2024

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Núñez Feijóo, se ha dado este domingo un baño de masas al reunir en la plaza de Felipe II a "más de 60.000 personas", según los cálculos del PP, para expresar su rechazo a la amnistía a los condenados por el 'procés'. Este acto multitudinario se produce a dos días de que arranque en el Congreso su investidura que, previsiblemente, será fallida.

Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Madrid ha cifrado en 40.000 los asistentes a esta convocatoria del Partido Popular contra esa posible amnistía que, según los 'populares', pretende el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez.

En la convocatoria, en pleno barrio de Salamanca, han participado también los expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy, así como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. Todos los 'barones' territoriales del PP se han desplazado también a la capital para arropar a Feijóo.

Al inicio del acto, el PP ha cifrado en más de 30.000 personas los asistentes a esta protesta convocada en la Plaza de Felipe II y que desde antes de las 10.00 horas ha comenzado a recibir ciudadanos con banderas de España y del partido.

EL PP HABLA DE "PREVISIONES DESBORDADAS"

Poco después, el PP ha reconocido que se habían "desbordado" sus previsiones porque "las calles aledañas" a la Plaza de Felipe II también han acogido "a miles de personas" y tuvieron que ser "cortadas por la Policía por motivos de seguridad".

Así, el PP ha subrayado que también había miles de ciudadanos en la calle Goya o la calle Narváez, con más vías adyacentes "colapsadas". Por eso, ha elevado la cifra de asistentes a "más de 45.000 personas", según fuentes 'populares'.

Tras la intervención de Feijóo, fuentes de la dirección del PP ha realizado una nueva actualización de asistencia y ha señalado que han acudido "más de 60.000 personas". "Es el acto convocado por un solo partido político más multitudinario de los últimos años", han añadido las mismas fuentes, que incluso creen que han superado el mitin que organizó Aznar en Mestalla en 1996 con unas 55.000 personas.

GRITOS DE 'AYUSO, AYUSO' Y 'PRESIDENTE, PRESIDENTE' A FEIJÓO

Todos los oradores han recibido aplausos y ovaciones de los asistentes. 'Ayuso, Ayuso', han gritado algunos de los congregados cuando la presidenta madrileña ha subido a la tribuna de oradores, donde ha señalado que Feijóo será este martes en el Congreso "la voz de la dignidad de cada español". "¿Vamos a permitir que acaben con la España de todos? De ninguna manera", ha aseverado.

Los expresidentes Aznar y Rajoy han coincidido en expresar su rotundo rechazo a la amnistía y apelar a los ciudadanos a alzar la voz. Cuando hablaba el segundo, varios asistentes han comenzado a corear 'Puigdemont a prisión'.

Los aplausos se han intensificado cuando ha subido al escenario Feijóo, al que muchos militantes han coreado en varias ocasiones 'presidente, presidente'. "Aunque me cueste la Presidencia del
Gobierno, defenderé que España es un conjunto de ciudadanos libres e iguales", ha aseverado, cosechando una fuerte ovación.

PANCARTAS DE "SÁNCHEZ MENTIROSO" O "FEIJÓO FIJO"

Algunos de los ciudadanos que han acudido a la protesta han portado pancartas en las que se leía 'Sánchez mentiroso' o 'Feijóo fijo' o 'Puigdemont a la cárcel, Sánchez a la mierda', entre otros mensajes.

El PP ha pasado días animando a acudir a este acto, en el que se había fijado como objetivo superar las 10.000 personas. "Vamos a llenar la plaza de Felipe II por la igualdad de todos los españoles. España no está a la venta", había escrito en sus redes sociales.

El PP madrileño que dirige Isabel Díaz Ayuso, que ha ejercido como anfitriona, también se ha volcado en la convocatoria, con más de 100 mesas informativas y reparto de folletos para una respuesta "masiva". Aparte de esa movilización del PP madrileño, las organizaciones territoriales han realizado un gran despliegue, fletando decenas de autobuses desde todos los rincones de España.

Feijóo se da un baño de masas "con más de 60.000 personas" en su acto del PP