domingo. 19.05.2024

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que "no ha llegado" el momento de hablar de la sucesión al frente del PSOE y señala que no será él quien decida sino serán los "militantes" porque "el partido socialista es el partido de su militancia".

"No ha llegado ese momento. El partido socialista es el partido de su militancia. Y cuando llegue ese debate, quien decidirá no seré yo. Serán los propios militantes quienes decidan quién va a ser la persona que continúe la trayectoria que previamente Felipe, José Luis y yo mismo hemos liderado en el partido socialista", ha asegurado este domingo en una entrevista a 'El País', recogida por Europa Press.

Sánchez reconoce que durante los días en los que reflexionaba sobre su futuro, no pensaba en quién sería su sucesor. "Yo estaba pensando en una situación difícil desde el punto de vista personal y político, sobre mí, sobre qué hacer", confiesa.

Respecto a los cinco días en los que se alejó de su agenda pública, Sánchez defiende que tenía que explicar cómo se sentía al conjunto de la ciudadanía ante lo que le pareció "un atropello burdo y soez". "Desde entonces, lo que he vivido son cinco días que jamás olvidaré, con un eterno agradecimiento en lo personal, pero también en lo político, porque al final ha habido mucha gente que se ha visto interpelada ante el deterioro de la democracia", ha comentado.

EL ORIGEN DE "LA MÁQUINA DEL FANGO"

En este sentido, critica que hay una "máquina del fango" que anega la conversación pública y, por eso, sostiene que su carta fue una "rebelión" para no convertir "en rutinario lo que es la sinrazón". "Como presidente del Gobierno de España, he sufrido, no por mí, sino por lo que yo represento, un acoso sistemático para intentar deshumanizarme", ha denunciado.

Sánchez considera que el origen de la "máquina del fango" responde al "no reconocimiento de la legitimidad del Gobierno de coalición progresista" y dice que "tanto el PP como Vox se hacen eco de los bulos que luego escalan al debate político y luego inundan las tertulias de los medios de comunicación y acaban siendo judicializados por estas pseudoentidades ultraderechistas, se llamen Manos Limpias, Hazte Oír o cualquiera que sea su nombre".

"Esto ha sucedido con Felipe González, con José Luis Rodríguez Zapatero, pero no con esta envergadura. No existían las herramientas que hoy sí se tienen de inteligencia artificial, de redes sociales, de tabloides digitales", ha asegurado.

Durante la entrevista, Sánchez, preguntado acerca de si cree que no es correcto que su mujer apoye a una empresa que aspira a adjudicaciones públicas, defiende que su mujer hizo una declaración de interés junto con otras 32 declaraciones de intereses de empresas, instituciones, corporaciones digitales o instituciones como el Ayuntamiento de Madrid.

"La empresa pública Red.es. lo aclaró a los pseudomedios digitales. Y nos encontramos con la judicialización de un pseudosindicato que precisamente lo que dice es que probablemente mucha de la información que ha presentado ante el juez es falsa", ha manifestado.

RENOVACIÓN DEL CGPJ

Por último, sobre la renovación del CGPJ, el presidente afirma que "no es el Gobierno quien va a tener que ofrecer una solución, debe ser el Parlamento" y lamenta que no se renueve porque se siguen poniendo "excusas", aunque confía en que la reforma "tiene que hacerse".

"Es en el Parlamento donde se decide y se nombran a los integrantes del Consejo General del Poder Judicial. Ni se puede politizar la justicia ni se puede judicializar la política. E insisto, creo en la independencia del poder judicial, creo en la justicia", ha apostillado.

Sánchez afirma que no ha llegado el momento de la sucesión en el PSOE