miércoles. 28.02.2024

Aunque este fenómeno se ha documentado en niños, este es el primer caso reportado de este tipo en perros de cualquier edad o raza.

Tyson, un bulldog francés de 3 meses, tenía previsto inicialmente acudir al Servicio de Odontología y Cirugía Oral de Cornell para una cirugía de paladar hendido en la primavera de 2023, cuando su veterinario de cabecera notó un tumor canceroso en su mandíbula.

"El tumor de Tyson era un carcinoma papilar oral de células escamosas, que es un cáncer maligno en perros", dijo la residente de odontología y cirugía oral Alexandra Wright, DVM '18, quien dirigió el equipo de atención de Tyson. "El carcinoma oral de células escamosas es el segundo tumor oral maligno más común en perros, y este subtipo papilar se ha informado anteriormente en perros jóvenes".

Wright publicó un informe sobre este caso en Frontiers in Veterinary Science, con los coautores la Dra. Nadine Fiani, profesora clínica asociada y jefa de sección, y el Dr. Santiago Peralta, profesor asociado del Servicio de Odontología y Cirugía Bucal.

Wright explicó a los dueños de Tyson, Melissa Forsythe y Mike Lacagnina de Rochester, Nueva York, que para extirpar el tumor, era necesario extirpar la mayor parte de la mandíbula inferior izquierda del cachorro, lo que significaba vivir sin una mandíbula inferior en pleno funcionamiento.

“No sabíamos si queríamos hacer pasar a un cachorro por todo esto. El pronóstico en ese momento era incierto”, dijo Forsythe, según el Cornell Chronicle.

Sin embargo, como las tomografías computarizadas de Tyson fueron claras, lo que significa que el cáncer no se había extendido a otras partes del cuerpo, “decidimos darle una oportunidad y continuar con la cirugía. No teníamos idea de que su mandíbula volvería a crecer”.

Aunque ha habido casos anecdóticos de porciones de mandíbulas que se regeneran en perros jóvenes, esto no parecía probable para Tyson debido a la cantidad de hueso que se extrajo.

El informe del caso sugiere que logró superar todas las expectativas gracias a una cantidad significativa de periostio, una fina membrana que cubre las superficies óseas, que se conservó durante la cirugía. El periostio contiene vasos sanguíneos y nervios que sostienen el hueso y son cruciales para el crecimiento de las mandíbulas originales.