domingo 26/9/21

El Ejército toma las calles de Australia para controlar el cumplimiento de los confinamientos

 Grupo de soldados y marines australianos - Facebook - Royal Australian Navy
Grupo de soldados y marines australianos - Facebook - Royal Australian Navy

Australia ha puesto en manos de su ejército la vigilancia casa por casa de todas aquellas personas positivas por Covid, a fin de que la cuarentena obligatoria sea respetada. El país ha sido uno de los más estrictos y controladores desde el inicio de la pandemia, siendo uno de los que menos muertes ha registrado por el virus.

Grupos de soldados visitan las casas de la ciudad de Sídney donde hay contagios, para comprobar el correcto cumplimiento del aislamiento y acercar medicinas y alimentos a las familias afectadas por la variante Delta. 

Brisbane, la tercera ciudad del país, también está ejerciendo un control más exhaustivo del cumplimiento de sus confinamientos. Allí, el rebrote está siendo causado también por la variante Delta del virus, que es altamente contagiosa.

La policía del estado de Nueva Gales del Sur, del cual la ciudad de Sídney es capital, pidió como manera extraordinaria el apoyo del ejército para tratar de contener la situación. Así, unos 300 soldados desarmados y bajo órdenes policiales se repartieron por toda la ciudad. 

Las fuerzas policiales no contaban con el personal suficiente para vigilar el cumplimiento de las medidas. Es por ello que el trabajo del ejército ha sido de gran ayuda, para repartir productos de primera necesidad y realizar un control y asistencia de casa en casa.

La aparición de la variante Delta ha supuesto en Australia el comienzo de un nuevo ciclo de confinamientos. Se prevé que la dureza en las restricciones se mantenga, al menos hasta que la tasa de vacunación en el país sea más alta. De momento, Australia ha registrado más de 3.600 casos positivos desde mediados de junio.

Comentarios