domingo 22/5/22

Una madre se encontraba amamantando a su bebé recién nacida en Córdoba (Argentina) cuando notó que algo no iba bien. Su bebé se estaba asfixiando. 

La madre, desesperada, llamó a urgencias, donde una policía terminó salvando la vida de la pequeña mediante una conversación telefónica.

"Estoy con mi bebé de apenas una semana de vida, se acaba de poner morada", contó con angustia a la policía, según recoge la conversación publicada por 'Clarín'.

La bebé se encuentra bien y después del incidente fue trasladada a un hospital cercano para una revisión donde le informaron de que todo estaba correcto.