miércoles. 28.02.2024

El Papa ha subrayado que el amor no se reduce a "imágenes en una pantalla" o a "'selfies' de un momento" durante el ángelus que ha rezado este domingo, 11 de febrero.

"El amor necesita concreción, presencia, encuentro, tiempo y espacio donados. No puede reducirse a hermosas palabras, a imágenes en una pantalla, a 'selfies' de un momento o a mensajes apresurados", ha asegurado el pontífice tras finalizar la misa de canonización de Mama Antula, la primera santa de Argentina.

Francisco, que tras la ceremonia en la basílica de San Pedro se ha dirigido a la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano para el rezo del ángelus como cada domingo, ha invitado a los fieles a pensar en aquellas personas que actúan como lo hace Jesús, es decir, "sobrias en las palabras, pero generosas en la acción; reacias a exhibirse, pero dispuestas a ser útiles; eficaces en la ayuda porque están dispuestas a escuchar".

Para el pontífice, estos son "amigos y amigas a los que se puede preguntar: ¿Quieres ayudarme?, con la confianza de escuchar una respuesta casi con las palabras de Jesús: Sí, quiero, estoy aquí para ti".

"Esta concreción es tanto más importante en un mundo como el nuestro, en el que parece que se abre camino, cada vez más, una virtualidad evanescente de las relaciones", ha subrayado.

Asimismo, ha detallado que los mensajes "apresurados" o los "'selfies' de un momento" son "instrumentos útiles, pero no bastan en el amor, no pueden sustituir a la presencia concreta".

Más tarde, ha instado a los fieles a preguntarse: "¿Yo sé escuchar a las personas, estoy disponible a sus buenas peticiones? ¿O pongo excusas, postergo las cosas, me escondo detrás de palabras abstractas e inútiles? Concretamente, ¿cuándo fue la última vez que he ido a visitar a una persona sola o enferma, o que he cambiado mis planes para satisfacer las necesidades de quien me pedía ayuda?".

Al finalizar su reflexión, el Papa ha pedido un aplauso para la nueva santa de Argentina, Mama Antula.