sábado. 25.06.2022

Primer paquete de legislativo en EEUU para controlar las armas

Mínimo de 21 años para comprar ciertos rifles, limitación del tamaño de cargadores y la codificación de las normas de control son algunas de las medidas del proyecto ley 

<p> La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. - Lenin Nolly-ZUMA Press - Archivo </p>
<p> La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. - Lenin Nolly-ZUMA Press - Archivo </p>

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este miércoles una legislación que endurece las leyes de armas del país, en respuesta a los dos tiroteos masivos ocurridos en Nueva York y Texas durante estos últimos 30 días. 

Cinco republicanos se han unido a todos los demócratas en la votación, con 223 votos a favor y 204 en contra del proyecto de 'Ley de protección de nuestros hijos', que reúne otros ocho proyectos de control de armas como el aumento de la edad a 21 años para comprar determinados rifles, la codificación de las normas de control de armas que ya existen, control del tamaño de cargadores de armas de fuego. Eso sí, el proyecto tiene pocas esperanzas de ser aprobado por el Senado. 

"El hecho de que nuestros hijos no puedan ir a la escuela sin temor o preocupación por su seguridad fue un ataque a la cultura de nuestro país", ha afirmado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en declaraciones en el pleno de la Cámara. 

De esta manera, ha hecho hincapié en que "los niños son, como dijo el presidente Kennedy, nuestro mayor recurso y nuestra mejor esperanza para el futuro. Son nuestro precioso tesoro, y todo lo que hacemos es por los niños, y por los niños debemos detener esta violencia con armas en nuestro país y devolverles la confianza en su seguridad dondequiera que estén. Así que estamos en una cruzada por los niños y, lamentablemente, por los niños". 

A pesar de la oposición de los republicanos, la legislación ha sido aprobada en la Cámara de Representantes, aunque es poco probable que obtenga la aprobación del Senado, que está dividida por al 50% y en el que se necesitan 60 votos para que los proyectos de ley avancen.