sábado. 22.06.2024

El residente John Lally no planeaba ser un héroe cuando conducía hacia el trabajo por la autopista 59, pero se encontró con un tiroteo activo entre la policía y un hombre que conducía lo que se creía que era un automóvil robado.

Todo comenzó cuando el oficial John Gibson intentó detener al hombre bajo esta sospecha, pero comenzó una persecución cuando el conductor no se detuvo. Después de chocar contra varios autos, Gibbons se acercó al vehículo con órdenes de salir y tirarse al suelo cuando el sospechoso comenzó a disparar y golpeó a Gibson en la pierna.

“Tan pronto como salto del auto se escuchan disparos”, dijo Lally a Fox 26. “Luego miré a mi izquierda y vi que le disparaban a ese policía”.

“Fue entonces cuando agarré a ese policía por el chaleco y lo arrastré hasta mi camioneta de trabajo”, dijo. "Simplemente no quería que le dispararan de nuevo, ese era mi objetivo principal", dijo a Inside Edition.

Lally se sentó con Gibson mientras los oficiales le aplicaban un torniquete en la pierna. Consoló al herido, le tomó la mano y le dijo: "Amo mucho a los policías, hermano". El sospechoso intentó escapar pero murió a causa de las heridas de bala

Un vecino le salva la vida a un policía en un tiroteo en EEUU