miércoles. 21.02.2024

Los bomberos de Sevilla se han convertido en los héroes de un pequeño bebé de tan solo 1 año, el cual, pecando de exceso de curiosidad, correspondiente a su corta edad, metió dos dedos en el desagüe de su lavabo de casa en Sevilla, quedándose encajado ahí, a la espera de ayuda.

Los bomberos tardaron una hora en liberar la mano del bebé de un año. Primero retiraron la rejilla del desagüe y después procedieron a cortar esta. Los bomberos cuentan que los padres del bebé estaban muy nerviosos y que el pequeño no paraba de moverse, en una situación un tanto delicada que podría haberle hecho mucho daño en sus pequeños deditos.

Finalmente, el bebé pudo sacar sus dedos y fue trasladado al hospital, donde le revisaron y no presentó ningún tipo de daños y ya se encuentra en la seguridad de su casa junto a sus padres.