sábado. 25.06.2022

La ketamina es el más veloz de los antidepresivos y actúa en cuestión de horas en comparación con los antidepresivos más comunes que pueden tardar varias semanas. Pero la ketamina solo se puede administrar por un tiempo limitado debido a sus muchos efectos secundarios.

Ahora, un nuevo estudio de Northwestern Medicine identifica por primera vez exactamente cómo funciona la ketamina tan rápido y cómo podría adaptarse para su uso como medicamento sin los efectos secundarios.

El estudio en ratones muestra que la ketamina funciona como un antidepresivo rápido al aumentar la actividad de un número muy pequeño de neuronas recién nacidas, que son parte de una neurogénesis en curso en el cerebro.

Las nuevas neuronas siempre se están produciendo a un ritmo lento. Se sabe que aumentar el número de neuronas conduce a cambios de comportamiento. Otros antidepresivos funcionan aumentando la tasa de neurogénesis, en otras palabras, aumentando el número de neuronas. Pero esto tarda semanas en suceder.

Por el contrario, la ketamina produce cambios de comportamiento simplemente aumentando la actividad de las nuevas neuronas existentes. Esto puede suceder inmediatamente cuando la ketamina activa las células.

La ketamina es la más veloz de los antidepresivos y actúa en cuestión de horas en comparación con los antidepresivos más comunes que pueden tardar varias semanas. Pero la ketamina solo se puede administrar por un tiempo limitado debido a sus muchos efectos secundarios.

Ahora, un nuevo estudio de Northwestern Medicine identifica por primera vez exactamente cómo funciona la ketamina tan rápido y cómo podría adaptarse para su uso como medicamento sin los efectos secundarios.

El estudio en ratones muestra que la ketamina funciona como un antidepresivo rápido al aumentar la actividad de un número muy pequeño de neuronas recién nacidas, que son parte de una neurogénesis en curso en el cerebro.

Las nuevas neuronas siempre se están produciendo a un ritmo lento. Se sabe que aumentar el número de neuronas conduce a cambios de comportamiento. Otros antidepresivos funcionan aumentando la tasa de neurogénesis, en otras palabras, aumentando el número de neuronas. Pero esto tarda semanas en suceder.

Por el contrario, la ketamina produce cambios de comportamiento simplemente aumentando la actividad de las nuevas neuronas existentes. Esto puede suceder inmediatamente cuando la ketamina activa las células.