domingo 22/5/22

Sanitarios cántabros denuncian "maltrato" por parte de algunos usuarios y piden protección

Se han concentrado hoy para condenar la agresión a dos sanitarios del ambulatorio de Los Castros, que ha sido "la gota que ha colmado el vaso"

<p> Sanitarios de Cantabria protestandi en manifestación </p>
<p> Sanitarios de Cantabria protestandi en manifestación </p>

Sanitarios de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Cantabria se han concentrado este domingo para denunciar el "maltrato" que vienen padeciendo "desde hace tiempo" por parte de algunos usuarios y han advertido que la agresión sufrida esta semana por dos profesionales del ambulatorio de Los Castros ha sido "la gota que ha colmado el vaso", por lo que han demandado más protección y medidas de seguridad.

"Ya no podemos aguantar más", ha explicado Fernando Rey, médico del SUAP de este centro sanitario desde hace varios años en el que hace unos días fueron agredidos un médico y un celador por parte de un paciente que huyó, causándoles lesiones, algunas de importancia.

Para mostrar la condena a esta agresión y pedir a las autoridades sanitarias que se adopten medidas urgentes, la Asociación de Servicios de Urgencia de Atención Primaria (aSUAP) había convocado a los profesionales de estos servicios a concentrarse a las 13.00 horas a las puertas de sus centros durante 5 minutos.

En la del centro de salud de Los Castros ha habido gran afluencia de personas ya que no solo se han concentrado los profesionales de estos centros --entre ellos uno de los dos profesionales agredidos-- sino que también han estado arropados por ciudadanos, algo que "agradecen". En la protesta, los sanitarios han exhibido pancartas en las que se podía leer 'Stop agresiones a sanitarios'.

Rey ha explicado que los sanitarios vienen denunciando este problema que padecen desde hace tiempo ante las autoridades sanitarias sin que, hasta la fecha, se ha haya hecho "nada".

Por ello, espera que la agresión de esta semana en Los Castros sirva para "concienciar" a la Administración sanitaria para que "haga algo".

Y es que, según ha dicho, están "bastante desprotegidos" ante la posibilidad de agresiones y reclaman que los centros de salud se doten de personal de seguridad, sobre todo aquellos más urbanos y con mayor afluencia, y de cámaras de videovigilancia que, al menos, puedan registrar este tipo de sucesos.

RELATO DE LA AGRESIÓN EN EL CENTRO DE SALUD DE LOS CASTROS

Ha explicado que la agresión sufrida esta semana por parte de dos compañeros de este centro ha sido "bastante grave".

Según ha explicado a los medios de comunicación, el agresor acudió al centro acompañando a un familiar que necesitaba atención. A ambos se les informó de que no les correspondía ese centro sanitario pero que se les iba a atender.

Ya en la sala de espera, el agresor explicó que él también necesitaba atención porque tenía un dolor de garganta.

En ese momento, salió el médico y le volvió a explicar que no le correspondía ese centro y que el problema que presentaba no era una urgenci ay podía esperar a recibirla en su ambulatorio.

Según la versión aportada por Rey, en ese momento este hombre propinó un cabezazo al facultativo, quedó "obnubilado" y cayó al suelo. Ya allí, y estando "medio inconsciente", el agresor le dio varios puñetazos, algo que este profesional tilda de "ensañamiento".

Un celador que salió a socorrer a este compañero, y que hoy ha estado en la concentración, también resultó lesionado en el brazo y el agresor "huyó" antes de que se personara la Policía.

Ambos facultativos están de baja, y, de ellos, el médico padeció una lesión ocular y su pronóstico es reservado y habrá que ver cómo evoluciona y qué secuelas le quedan.

Este profesional sanitario ha explicado que el número de insultos y agresiones por parte de los usuarios se han incrementando "todavía más" desde la pandemia. "La gente está bastante crispada, se han retrasado mucho las consultas y la gente tiene la sensación de que no se le atiende", ha dicho Rey, que considera que esto "no es cierto" puesto que los facultativos han estado "al pie del cañón" prestando asistencia, tanto de forma presencial como telefónica.

COLEGIO DE MÉDICOS: "LAS AUTORIDADES DEBEN TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO"

Por su parte, el tesorero del Colegio de Médicos de Cantabria, Francisco Hernández Nalda, también presente en la concentración en Los Castros, ha afirmado que desde la entidad colegial van a seguir "dialogando" con las autoridades sanitarias para que "tomen cartas en el asunto" y "luchando" para que se adopten medidas porque "esto se tiene que acabar".

Hernández Nalda ha señalado que agresiones como la ocurrida hace unos días en el centro de salud de Los Castros, en la que hubo un "ensañamiento", "no pueden quedar impunes", son "intolerables" y no tienen justificación pese a los "fallos" que pueda haber en la atención.

Ha explicado que los médicos de Atención Primaria están sometidos a "mucha presión asistencial" y ha reclamado la contratación de más sanitarios para poder dar a los usuarios "el trato que se merecen".

Además de con medidas de seguridad, desde el Colegio abogan por la prevención de este tipo de actitudes a travçes de la educación.

Y es que, según ha dicho, "por muchos protocolos que haya, si un paciente te agrede, te agrede" y la Guardia Civil y la Policía solo pueden intervenir una vez que ha ocurrido el hecho.

CONCENTRACIONES, TAMBIÉN EL LUNES

Además de las de hoy en los SUAPs, la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud han convocado para mañana, lunes 9, a las 12.00 horas, concentraciones de 5 minutos ante todas sus sedes para condenar la agresión a estos dos profesionales de Los Castros y mostrar el "absoluto rechazo a cualquier tipo de violencia ejercida" contra el personal sanitario.

Las concentraciones están abiertas a la participación de la ciudadanía en general y está previsto que a la que se celebrará mañana ante la Gerencia de Atención Primaria, en el centro de salud de la calle Vargas, acuda el consejero de Sanidad, Raúl Pesquera.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, el titular de Sanidad ha señalado que lo ocurrido en el centro de salud de Los Castros fue una "paliza en toda regla", algo que --ha reconocido-- no había visto "nunca" en sus 27 años de actividad profesional.

Por ello, ha expresado su "apoyo y solidaridad" a los agredidos y ha señalado que se van a tomar medidas para intentar evitar este tipo de sucesos, como es la instalación de en la entrada de los servicios de urgencias en los centros de salud de Cantabria, además de concienciar a la ciudadanía para que entienda "esto no puede pasar".