domingo 23/1/22

Tomar el sol tiene muchos beneficios para nuestro organismo si se hace a las horas idóneas y con las protecciones solares pertinentes para evitar las radiaciones uva nocivas. Una de las más favorecidas es nuestra vitamina D la cual fortalece nuestros huesos y dientes. La influencia del sol también equilibra nuestro colesterol, reduce nuestra presión en sangra, ayuda a mejorar nuestra calidad de sueño, estimula nuestro sistema inmunológico y nuestro ¿apetito sexual?

Según el portal un estudio publicado por la Universidad de Tel Aviv en el portal Cell Reports, tomar la luz del astro rey favorece a incrementar nuestros deseos sexuales, ya que afecta directamente a nuestra libido. Al estar expuestos al sol, nuestro sistema se estimula liberando un mayor número de hormonas sexuales, aumentando así directamente nuestro deseo por el acto sexual.

Dicho estudio de la Universidad de Tel Aviv mide la exposición a la luz ultravioleta de un grupo de individuos, buscando su relación o no, con el deseo sexual. Tras dos días sin contacto alguno con el sol y una exposición posterior de solo 25 minutos, el grupo de personas compuesto tanto por mujeres como hombres, expresaron un aumento del deseo sexual tras exponerse al sol. Un aumento de libido que no sentían al no estar expuestos a los rayos solares.

Como uno de los resultados de la investigación, la sangre de los sujetos estudiados mostraron un mayor nivel de testosterona y de hormonas implicadas en el deseo sexual. La desencadenante de este proceso químico es la proteína p53. Esta es la encargada de la reparación del ADN de nuestra piel, proceso en el que se liberan hormonas sexuales, causando el aumento de la libido.

El estudio también fue comprobado con un grupo de ratones de laboratorio teniendo los mismos resultados. El descubrimiento puede resultar curioso y atractivo para empezar la práctica de tomar el sol antes de tener relaciones sexuales, pero recuerden siempre exponerse al sol con las protecciones solares pertinentes y las horas justas para que la práctica no sea perjudicial. Que tomar el sol nos de ganas de hacer el amor y no probabilidad de tener cáncer de piel.