domingo 22/5/22

El virus bacteriófago ‘Muddy’ salva la vida de un hombre con infección cutánea diseminada refractaria por una bacteria multirresistente en Estados Unidos. Nature publicó esta historia en la que se demuestra la potencia de los virus.

El hombre mostraba lesiones nodulares, pérdida de peso y fatiga cuando se personó en la clínica de dermatología en 2020. Tenía antecedentes de una enfermedad renal crónica en etapa II y artritis seronegativa detectada en 2019. Tras muchas pruebas y tratamientos para intentar combatirlo, una biopsia con cultivos de microbacteria reveló que se trataba de Mycobacterium chelonae.

El equipo que se ha encargado del tratamiento es del Brigham and Women’s Hospital de la Escuela de Medicina de Harvard. Tuvieron la idea de extraer microbios de sus heridas y buscaron como poder eliminar las infecciones con otra superbacteria de la misma familia. En junio de 2021 se empezó a aplicar la terapia.

Tras administrarle el bacteriófago sumado a los antibióticos y la cirugía, los investigadores ha confirmado que el paciente ha mostrado una excelente respuesta “con una disminución de la inflamación y la nodularidad de sus lesiones cutáneas en los meses siguientes al tratamiento, y no tuvo efectos secundarios adversos a la terapia de bacteriófagos".