sábado. 25.06.2022

60 niños de Alicante se rapan el pelo para apoyar a otros niños con cáncer

Los 60 estudiantes de un colegio de Alicante decidieron donar su pelo para la producción de pelucas para otros niños afectados por el cáncer

<p> Una de los 60 alumnos que han donado su pelo a los niños con cáncer </p>
<p> Una de los 60 alumnos que han donado su pelo a los niños con cáncer </p>

La solidaridad es preciosa, pero más pura y bonita es si se da entre niños. Estos 60 niños y niñas de un colegio de la provincia de Alicante, decidieron donar su pelo para solidarizarse con sus compañeros enfermos de cáncer. Estos jóvenes solidarios han tomado parte en el proyecto llamado "Caminem Junts" de la asociación Lola Busca Nueva Imagen. 

Este corte de pelo solidario sirve como mensaje de apoyo a todos esos niños como ellos que, por desgracia, tienen que luchar día a día una batalla tan dura contra el cáncer: sin pelo, pero siendo yo. "Es una oportunidad muy grande y no la quiero desaprovechar", explica unas de las niñas voluntarias, mientras muchos otros se mostraban orgullosos de que otros niños puedan tener pelucas gracias a su donación.

Esta preciosa iniciativa no es algo nuevo, pues ya en Estados Unidos, hace unos meses, un joven llamado Kieran Moise, de unos 17 años de edad, se rapó al cero tras seis largos años sin cortarse el pelo, para donarlo todo a la fabricación de pelucas. Un gesto que tuvo un fin solidario más allá de lo estético. Su cambio de pelo consiguió generar casi 39.000 dólares en donaciones de personas conmovidas por el acto del joven de Alabama.

El joven Moise explicó que tomó la decisión después de que un compañero y amigo suyo del colegio falleciese por dicha enfermedad. Quiso aportar su granito de arena y llevó la iniciativa al hospital St. Jude, donde consiguió dinero, gracias a las numerosas donaciones, para numerosas investigaciones contra el cáncer. "Conozco el trabajo de St. Jude y ayudaron a su familia. Esta es la manera que siento en la que puedo devolvérselo", contaba el joven estadounidense.

Ahora este tipo de actos solidarios y preciosos inspiran a más personas como los 60 alumnos alicantinos que, se solidarizan por aquellos como ellos a los que les ha tocado vivir una realidad mucho más dura.