domingo. 02.10.2022

Vacuna de AstraZeneca: ¿precaución o exageración?

Con unos pocos casos en toda Europa de trombos causados por la vacuna de la farmacéutica AstraZeneca, en España, la ministra de Salud Carolina Darias, ha parado la vacunación de dicha procedencia. Tan solo será una quincena pero surgen muchas dudas. 
 fotonoticia_20210315183703_1920
Vacuna AstraZeneca

Para aquel lector que no se haya enterado de la situación: una de las tres vacunas que se están administrando en Europa puede ser la causa de trombos que han salido en algunos pacientes a unos días después de recibir el pinchazo. En España se ha registrado un caso, en Castilla y León. Los demás países afectados son Alemania, Noruega y Dinamarca.  Basándonos en el caso de nuestro país, en España se han administrado alrededor de 950.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca y solo hay un caso de Trombosis, es decir, hay una probabilidad menor al 1% de tener esos síntomas. Hay un gran número de países que también han parado la vacunación por precaución. 

No olvidemos que los trombos también pueden salir de forma natural, en España hay alrededor  de 20.000 casos al año. También hemos de decir que una de las consecuencias del covid es generar problemas circulatorios y tromboembolismos (taponamiento de las arterias de los pulmones). Igualmente, el gobierno de España quiere ser precavido y no repartir una vacuna que tenga aunque sea un 1% de probabilidades de generar más problemas. Estas vacunas que no se están administrando, están siendo guardadas para su posible uso más adelante. 

El tiempo de precaución será de quince días. Surgen dudas para aquellas personas a las que les han administrado  la primera vacuna, pero en eso no hay problema. Para aplicar  la segunda dosis de la vacuna tienen que pasar entre diez y doce semanas, por lo que hay tiempo aun. Para poder volver a ponerlas, la ministra Carolina Darias dice que habrá que esperar a los resultados del Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) y de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Hemos llegado a un punto en el que después de un año de confinamiento y con más de 2 millones y medio de fallecimientos no queremos más riesgos de los necesarios. Un año ha pasado desde el conocimiento de este maldito virus y ya que por fin tenemos la vacuna para combatirla, es de buen hacer el retirar la vacuna que puede ser dañina. No es la única que tenemos, existen otras dos versiones de la vacuna y las de AstraZeneca tampoco se van a tirar ya que en cuanto el PRAC y la EMA hagan sus análisis y todo sea correcto, se podrá seguir vacunando como lo están haciendo hasta ahora. En algunas regiones de España la vacunación va a buen ritmo, en Galicia que ya se vacunan a los grupos con 55 años de edad. 

Los números son muy bajos,  con más de 17 millones de personas que han recibido la vacuna en Europa, hay unos pocos casos que les haya afectado negativamente y les provocara los Trombos, a día de hoy hay en total 37 casos en Europa. Mucha gente está basándose en estos números para dar fuerza a su discurso. Por un lado hay las personas que están bastante alertadas, piensan que en vez de una vacuna les están metiendo veneno en el cuerpo (Posiblemente Bill Gates según teorías de conspiración). Otras personas, como la gran mayoría de los médicos, se basan en los números para alegar que la vacuna es segura y que es hasta es normal que de 17 millones de casos, algunos pocos les afecte negativamente. No es por posicionarme en una parte u otra pero sinceramente, no creo que Bill Gates esté detrás de todo esto. 

A mi parecer, los números de afectados son muy reducidos pero basta que pase en tu entorno para que te des cuenta. Hasta el más mínimo percance merece ser estudiado y si se puede detenerlo como mínimo para un mejor estudio. España y el resto de Europa sigue gozando de más vacunas que no proceden de AstraZeneca. Ya hemos esperado un año, si se retrasa un poco más tampoco lo íbamos a notar. Como dice el refrán:" Es mejor prevenir que curar". En este caso prevenir nos sale mucho más barato que curar a los enfermos. No hablo de tema económico, sino de tema social. Si seguimos con las medidas a tomar, seguiremos en un estado de prevención y así nos cuidamos no solo a nosotros sino a nuestro entorno también. Como ya he comentado, estas vacunas se están guardando por lo que no se van a perder. Si de alguna forma podemos evitar perder más vidas o de afectarlas negativamente, es mejor hacerlo. Y si tenemos que retrasar la vacunación por un posible efecto secundario, se retrasa. Mejor tarde y acompañado que pronto y solo. 

Vacuna de AstraZeneca: ¿precaución o exageración?
Comentarios