sábado. 25.06.2022

Así se percibió el perfil de cada aspirante según el debate de RTVE

Según la construcción del discurso, la comunicación y las reacciones de los candidatos cuando eran interpelados entre unos y otros; se ha elaborado un resumen

<p> Los seis candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía y el plató del debate de RTVE - RTVE </p>
<p> Los seis candidatos a la Presidencia de la Junta de Andalucía y el plató del debate de RTVE - RTVE </p>

Desde el espectro político de la más derecha hacia la izquierda, los perfiles son:

Macarena Olona, Vox. En todo momento si tenía que interpelar a alguien era directa, nombrando quién era el sujeto culpable de los problemas que ella proponía, con un tono controlado y modulado así como pausas medidas para otorgar importancia a palabras concretas. Esto es algo que precisa de una oratoria bien ensayada y con poco margen de error. Se dirigía a cámara en los bloques y no se centraba solamente a reprochar algo a los candidatos. Esta atención prestada a la cámara se puede percibir como un "tú a tú" entre el espectador, al otro lado de la pantalla, y Olona.

 En cuanto al contenido del discurso, siguió la línea de su partido teniendo un discurso más bien homogéneo y poco especializado en, este caso, Andalucía. "Homosexuales", "España", "cortijos", "inmigrantes" y "hembrismo" fueron sus palabras clave.

Juanma Moreno, PP-A. Pudo conseguir su objetivo, si este fuera no hacer mucho ruido. Tal y como está llevando esta campaña electoral parece que prefiere que las aguas estén calmadas y pasar desapercibido porque las encuestas le dan un buen resultado. En este debate, el tono sosegado de campaña se ha trasladado hasta en las réplicas que daba al resto de aspirantes a presidencia. Se centró principalmente en mostrar "méritos" logrados por su gobierno. Eso sí, tendió la mano a Olona y ninguna mención a su socio actual de gobierno, Ciudadanos. 

Juan Marín, Ciudadanos. De la misma manera que Moreno, respondía a los ataques de la gestión del gobierno que ha sido vicepresidente durante el 2018 hasta estos comicios. Con otro tono, más incisivo con aquellos que echaban en cara el cómo gobernó su ejecutivo, y con la "corrupción" como palabra clave para atacar la gestión del PSOE-A durante la época de gobernanza andaluza. 

Juan Espadas, PSOE-A. Mientras atacaba a la gestión de Moreno y Marín, se defendía por los ataques de Moreno también. Esto fue porque, el candidato a ser reelegido, Moreno, cuando se dirigía a Espadas era para cuestionarle sobre su etapa de alcalde en Sevilla, o de consejero en la Junta; de su trayectoria y vid apolítica anterior y de l porqué no hizo una u otra cuestión. Del PSOE-A es remarcable que no se dirigió al resto de la izquierda ni para dar a entender una unión entre las fuerzas, pero tampoco para enfrentarse a ellas. 

Inmaculada Nieto, Por Andalucía. El discurso con más propuestas durante los tres bloques del debate. Se dirigía a Moreno para rebatirle el mandato mientras proponía medidas  que solucionaban problemas causados por este gobierno último. Además, la única en dar una propuesta de pactos electorales explícita: "unión de fuerzas progresistas", dirigido a los representantes de la izquierda del debate: Espadas, del PSOE-A y a su compañera Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía. Junto a Espadas, las que más mantuvieron un tono plano y lineal, que no se enzarzaron a los ataques de Olona. Sin un tono ni ritmo modulado, algo que se percibía monótono. La importancia de su debate estuvo en el contenido del discurso más que en l cómo comunicarlo. 

Teresa Rodríguez, Adelante Andalucía. "industria y no turismo", fue el eje del discurso de Teresa Rodríguez. Un tema que quiso dejar claro que afectaban a los tres bloques modulados en el debate. Fue a por Moreno y Marín y la gestión de su gobierno, pero también, del mismo modo que Olona, se dirigió al gobierno de España en forma de queja. Claramente no quejándose de lo mismo, pero fueron las únicas que responsabilizaron al gobierno central de algunos de los problemas en Andalucía. Entre ellas, Olona y Teresa Rodríguez, se vivió el momento más tenso del debate, y que al menos dio algo de vidilla. Fue en el segundo bloque, durante la intervención de Olona hablando del feminismo. Aquí, Teresa Rodríguez fue la única que contratacó a la de extrema derecha cuando esta se refirió a que no hay violencia machista porque "no tiene género". Teresa Rodríguez terminó esta discusión diciendo que Vox es el partido "de los maltratadores". Quizá se echara de menos que más fuerzas de la izquierda no se quedaran paralizados ante el discurso de Olona y que menos lamentar luego y más responder en el momento. Teresa se llevó el mejor cierre de debate cuando apeló al voto de izquierda, fuera el que fuera, del 19 de junio; construyendo una metáfora muy estética: “Un autobús no te deja en la puerta de tu casa, pero siempre hay alguno que te deja más cerca”