viernes. 21.06.2024

Uno de cada cinco españoles (25%) dice atravesar muchas o bastantes dificultades económicas; uno de cada tres (36%) dice vivir con lo justo y apenas un 8% afirma que vive cómodamente. Los datos los refleja Ipsos en su nueva edición de Monitor Global sobre la inflación, que mide la opinión pública sobre este factor, que ha marcado la actualidad económica en los últimos meses.

La opinión de los españoles sobre el estado de la economía, no obstante, es un poco más optimista. La encuesta, realizada en 29 países en los primeros meses de este año, coloca a España como el tercer país europeo donde más gente declara que no está en recesión. En concreto, un 33% opina que el crecimiento económico no se ha parado, mientras que un 42% piensa que sí.

Sobre el alza en los precios, la sociedad española mira el panorama con cautela. Un 59% cree que los bienes se seguirán encareciendo en los próximos 12 meses, un 13% afirma que eso nunca ocurrirá y los que creen que la inflación ya ha tocado techo solo representan al 3% de los encuestados en España.

Un 4% opina que la inflación se reconducirá en los próximos tres meses, porcentaje que sube hasta el 23% conforme aumenta ese plazo de tiempo hasta un año.

España es el país europeo donde más gente piensa que los tipos de interés seguirán subiendo el próximo año. Un 65% de los encuestados así lo afirma, 5 puntos porcentuales por encima de la media de opinión mundial. También un 56% de los ciudadanos cree que los impuestos y el desempleo continuarán subiendo a lo largo de los siguientes 12 meses. Y más de un 33% considera que su nivel de vida disminuirá.

EL CULPABLE DE LA INFLACIÓN 

Los culpables de la actual situación inflacionaria varían por país. Ipsos destaca que, desde el inicio de su Monitor Global en abril de 2022, la opinión sobre los responsables de este factor se habían mantenido estables aunque con diferencias regionales. El primer motivo señalado por la población mundial, de media, siempre ha sido la economía global (73%). No obstante, el segundo puesto ha ido cambiando. Mientras el año pasado era la guerra entre Rusia y Ucrania (76%), actualmente se sitúa en la cuarta posición con un 64%.

El segundo factor al que la población mundial le atribuye la escalada de precios son los actuales tipos de interés, con un 71% de las opiniones recogidas. Las políticas nacionales ocupan el tercer puesto con un 70%.

La fotografía cambia en España y en la mayoría de países europeos, ya que la guerra se sitúa igualmente en las primeras posiciones. En abril de 2022, un 78% de la sociedad española así lo pensaba. Un año después, ese porcentaje solo ha caído 3 puntos porcentuales. El estado de la economía global es el principal culpable (79%), seguido de la invasión de Ucrania (75%), los tipos de interés (74%) y las políticas del Gobierno central (67%).

UN ATISBO DE OPTIMISMO

La mayoría de la población en España conserva algo de optimismo ante la subida de precios. Un 66% opina que los precios de la cesta de la compra subirán en los próximos meses, esto es, 9 puntos porcentuales menos que en la encuesta del año pasado. Lo mismo sucede con el coste de otras compras domésticas, que cae de un 73% a un 66%.

Los ciudadanos españoles son todavía más optimistas con los costes de la energía, con una caída de 14 puntos, hasta un 61% de personas que opinan que seguirán subiendo los precios de este sector en los siguientes meses.

Otra cifra positiva que destaca Ipsos, es que mientras que en junio de 2022 un 73% de la sociedad española pensaba que los precios de la gasolina y el gasoil seguirían aumentando, ahora lo piensa poco más de la mitad, un 57%.

Un 25% de los españoles dice vivir con dificultades económicas por el alza de la inflación