domingo 23/1/22

La madre de Isaac cree que el crimen de su hijo debe provocar que "niños dejen de matar a niños" en las calles

Estas declaraciones tiene lugar después de que el joven de 18 años fuera asesinado en julio.

<p> Nines, madre de la víctima, pide que cese la violencia entre la gente joven. </p>
<p> Nines, madre de la víctima, pide que cese la violencia entre la gente joven. </p>

La madre de Isaac L.T., el joven de 18 años con Asperger asesinado en julio en un túnel del barrio de Pacífico, cree que el crimen debería llevar a la sociedad a una reflexión para evitar que "niños maten a niños" en las calles de Madrid y espera "una sentencia ejemplarizante" contra el único procesado, un pandillero de los Dominican Don't Play con el que llegó a rapear la víctima.

Nines C., destrozada desde que le arrebataron a su hijo pequeño, ha acudido esta mañana a los juzgados para testificar ante la jueza de Instrucción número 3 de Madrid sobre la relación que tenía Isaac con sus asesinos, uno mayor de edad y tres menores que permanecen en un centro de internamiento en régimen cerrado.

La mujer conocía a David B. del barrio. Le solía ver en el parque al que acudía su hijo pero jamás se imaginó que acabaría con su vida. A su llegada a los juzgados, ha relatado el calvario que vive desde entonces y lo que supone revivir los hechos. Cuando todo acabe, se irá de Madrid.

"Esperamos que la Justicia haga el mismo trabajo excelente que hizo la Unidad de Homicidios y la Policía y que haya una sentencia ejemplarizante para que no vuelva a ocurrir nunca más nada como esto", ha aseverado entre lágrimas y visiblemente afectada.

Nines ha reclamado que, ya que no le van a devolver a Isaac, que por lo menos "no se lleven a más niños de la calle". "No puede ser que niños maten a niños. Espero como como sociedad hagamos conciencia y pensemos en qué estamos fallamos para que ocurran estas cosas y qué debemos hacer para que no vuelva a ocurrir", ha subrayado.

La madre, a través de su letrado Juan Manuel Medina, solicitará prisión permanente revisable para el asesino al darse los requisitos que exige la ley para esta pena privativa de libertad, entre ellos que el asesinado sea una persona vulnerable por razón de alguna discapacidad y que el crimen lo haya cometido una persona que pertenezca a una organización criminal.

La declaración de Nines se enmarca en la ronda de comparecencias que lleva a cabo la jueza de instrucción para enjuiciar los hechos por un Tribunal de Jurado.

La jueza tendría ya sobre la mesa un informe policial en el que se acredita que los detenidos pertenecían a la banda latina de los DDP al aparecer en diferentes vídeoclips iconografía de esta organización criminal como pañuelos negros, el símbolo que les representa con las manos o exhibición de armas blancas.

Además, cobra especial relevancia el hecho de que los asesinos grabaran en una fecha posterior al crimen un videoclip que subieron a una plataforma en el que alardeaban en sus letras rapeadas de su "hazaña" y aludían al joven asesinado con imágenes de patinetes, ya que el chico iba en su patín cuando fue apuñalado en la espalda.

La jueza tiene también el informe que ratifica que el joven asesinado tenía concedido un certificado de discapacidad del 48% por tener síndrome de Asperger, una circunstancia que podría llevar al adulto procesado a ser condenado a prisión permanente revisable.

De igual modo, la magistrada ha oficiado recientemente a la Brigada de Policía Científica para que a la mayor brevedad posible entreguen informes sobre el ADN encontrado en las uñas del fallecido y en una navaja tipo mariposa para que se coteje con el perfil genético del acusado.

"PARAD YA"

La jueza ha interrogado también a tres testigos, uno de ellos un amigo de Isaac que habló con él por teléfono poco antes de los hechos objeto de la investigación.

El joven, que ha declarado por videconferencia, ha manifestado que había quedado con Isaac para grabar un videoclip y en un momento de la conversación éste le comentó que le estaban siguiendo unos chicos.

Entonces le dijo que corriera y justo poco después escuchó cómo su amigo chillaba; Parad ya, dejadme ya. Basta! El abogado de la familia ha subrayado que esta conversación, que dura seis minutos, le lleva a pensar que se trató de una agresión múltiple y no cometida por una sola persona.