miércoles 1/12/21

Todos hemos tenido agujetas alguna vez en la vida, sobretodo cuando hemos retomado el ejercicio después de un largo periodo de tiempo sin entrenar. Seguro que has buscado remedios en Internet y habrás encontrado miles de trucos que no servían para nada y sobretodo la gran duda: ¿Las agujetas se quitan con más deporte o es solo un mito? Lo cierto es que hay personas partidarias de  seguir entrenando con agujetas y otros que optan por el reposo, pero ¿Qué es lo mejor para nuestros músculos?

Lo cierto es que lo mejor para que nuestros músculos no se queden rígidos es importante seguir entrenando moderadamente. Haciendo ejercicio y moviéndonos favorecemos el aumento de flujo sanguíneo, lo que ayuda a nutrir y oxigenar el músculo. 

Las agujetas son en sí una señal de nuestro propio cuerpo de que llevamos tiempo sin entrenar ciertos músculos, por ello es importante aunque sigamos haciendo ejercicio hacerlo de forma moderada para evitar lesiones, para ello evita hacer ejercicios muy diferentes a los habituales, evita coger mucho peso o ir demasiado rápido en el cardio. 

Un factor muy importante también a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio es el estiramiento, aunque no va a prevenir las agujetas, es clave. Desde la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (FEDA), recuerdan que el hecho de estirar y tensar los músculos antes y después de una actividad física aumenta la flexibilidad, favorece la circulación y la relajación, así como reduce la tensión muscular, entre otros beneficios.

En definitiva, las agujetas son muy difícil de prevenir sobretodo si llevamos tiempo sin hacer ejercicio pero algunos factores como hidratarse correctamente, seguir entrenando moderadamente, calentar antes del ejercicio y estirar después de este y descansar adecuadamente, para favorecer la recuperación.