miércoles. 10.08.2022

Botsuana reduce la transmisión del VIH entre madres y bebés a menos del 1%

La OMS y UNICEF celebran este "logro revolucionario", puesto que desde 2010 se han evitado más de un millón y medio de nuevos contagios

<p> Dora, una avicultora del pueblo de Serowe que es seropositiva, junto a su hijo. </p>
<p> Dora, una avicultora del pueblo de Serowe que es seropositiva, junto a su hijo. </p>

La OMS celebró recientemente a Botsuana por su "logro revolucionario" de detener la transmisión del VIH entre las madres y sus recién nacidos. El programa nacional ha reducido tales ocurrencias del 40% a menos del 1% desde que se lanzó hace 23 años.

Botsuana todavía lucha con altas tasas de infección por VIH, pero en el distrito de salud central del país, solo cuatro bebés nacieron con VIH en todo el año, y en otros 7 distritos de salud, no ha habido tales transmisiones.

“Este es un gran logro para un país que tiene una de las epidemias de VIH más graves del mundo: Botsuana demuestra que es posible una generación sin sida”, dijo el Dr. Matshidiso Moeti, Director Regional de la OMS para África. “Este hito innovador es un gran paso adelante para acabar con el sida en el continente”.

A nivel mundial, 15 países han sido certificados por eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo. Ninguno de ellos tuvo una epidemia tan grande como Botsuana. En 1999, la tasa de prevalencia del VIH llegó al 30%.

“El progreso en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo en esta región es verdaderamente un éxito de salud pública, con más de 1,7 millones de nuevas infecciones en niños evitadas desde 2010”, dijo Mohamed Fall, Director Regional de UNICEF para África Oriental y Meridional. “Aplaudimos a Botsuana por este notable logro”.

Uno de estos casos es el de Dora, una avicultora del pueblo de Serowe que es seropositiva. Cuando estaba embarazada, le preocupaba transmitir el virus a su bebé. Esperó ansiosamente el resultado de la prueba del VIH y no pudo estar más feliz cuando salió negativo. Esa es la historia de un afortunadamente gran número de madres en el país.

El programa es realmente bastante simple. Alienta a las mujeres embarazadas a hacerse la prueba del VIH y pondrá a las madres positivas inmediatamente en terapia antirretroviral durante la duración del embarazo. El recién nacido también recibe terapia antirretroviral durante 6 meses después del nacimiento. Las mujeres negativas continúan haciéndose la prueba durante la duración de su embarazo.

Botsuana tiene como objetivo tener una generación libre de VIH-SIDA para 2030.