domingo 23/1/22

Un tribunal australiano analizará el lunes el recurso presentado por los abogados del tenista serbio Novak Djokovic tras la revocación de su visado para entrar en el país con una exención medica que le permitía participar en el Abierto de Australia informó la cadena pública ABC.

Tras una vista preliminar rápida, el juez Anthony Kelly, de un tribunal de Melbourne, ordenó a ambas partes entregar durante el fin de semana sus argumentos que serán analizados el lunes a partir de las 10 de la mañana, recoge la ABC.

Djokovic no será deportado hasta que se aborde el asunto en el tribunal y permanecerá, de momento, alojado en un hotel de la ciudad sin que pueda abandonar el edificio.

El vigente campeón del Abierto de Australia, quien se niega a declarar si se ha vacunado contra la covid-19, había recibido una exención médica para entrar en el país, pero el revuelo causado por esta medida hizo que las autoridades dieran marcha atrás y acabaran cancelando ayer el visado al deportista.

El serbio, que llegó la noche del miércoles a Australia, fue trasladado esta mañana al Hotel Park de la ciudad de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración, después de que fuera entrevistado durante más de ocho horas por las autoridades fronterizas por no cumplir con los requisitos impuestos por la covid-19.

La Fuerza Fronteriza Australiana confirmó en un comunicado la revocación del visado a Djokovic, conocido por oponerse a la inmunización obligatoria contra la covid-19, argumentando que "los ciudadanos que no tengan un visado válido a la entrada o a los que se les haya cancelado el visado serán detenidos y expulsados de Australia".

"No hay casos especiales. Las reglas son las reglas", dijo hoy el primer ministro australiano, Scott Morrison, al explicar en una rueda de prensa en Camberra que los viajeros que entran a Australia requieren tener la pauta completa de la vacuna contra la covid-19 o una exención médica.

La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para las personas que tienen "una condición médica grave", que no pueden ser vacunadas por haber contraído la COVID-19 en los seis meses anteriores o han tenido reacción adversa al fármaco, entre otras razones.

Srdjan Djokovic, el padre del tenista Novak Djokovic, declaró que los esfuerzos para que su hijo supere los problemas que encara para entrar en Australia, donde intenta participar en el Grand Slam, representan una lucha por un mundo libre.

"Esta es la lucha por la libertad del mundo, no es sólo la lucha por Novak, sino una lucha de todos", dijo Djokovic padre en el portal Sputnik en serbio, en referencia a la conocida postura de su hijo de rechazar la vacuna contra la covid-19.

"Si no lo liberan en la próxima media hora, lucharemos por su libertad en la calle", había advertido Djokovic el miércoles tarde, mientras su hijo esperaba la decisión de las autoridades fronterizas australianas sobre su visado.

En declaraciones al portal serbio Telegraf, Djokovic declaró que su hijo, al que calificó de "Espartaco del mundo libre", "está en cautiverio australiano".

"Pero nunca ha estado más libre. Desde este momento, Novak se ha convertido en símbolo y líder del mundo libre, del mundo de los países y pueblos pobres y oprimidos", dijo el padre del deportista. Novak ha mostrado que un pequeño país puede tener "al mejor tenista y mejor deportista de todos los tiempos", "una verdad que no se puede ocultar", dijo Srdjan Djokovic.

El serbio esperará la decisión sobre el recurso en el Hotel Park de Melbourne, que también aloja a un grupo de solicitantes de asilo que han sido detenidos por las autoridades de inmigración. El Gobierno de Serbia pide que Djokovic sea trasladado del "infame" hotel a una casa particular mientras espera la decisión de las autoridades judiciales australianas sobre su visado.