martes. 31.01.2023

Los 5 menús saludables y sostenibles para un día de playa

Se trata de recetas compuestas por alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que pueden consumirse en frío, sin necesidad de invertir mucho tiempo cocinando 

<p> Playa del Postiguet, Alicante. Archivo </p>
<p> Playa del Postiguet, Alicante. Archivo </p>

La llegada del verano trae consigo las altas temperaturas y uno de los planes más frecuentes para combatirlas es pasar el día en entornos naturales adecuados para el baño ya sea la playa o en zonas de interior. Cuando se planifica la comida en estas salidas se suele elegir la opción más fácil y rápida como, por ejemplo, prepararse un sándwich. Sin embargo, es posible alimentarse de manera más saludable con recetas equilibradas, al mismo tiempo que se protege el medio ambiente de residuos perjudiciales como los envases de plástico o las latas de refrescos.

El último informe del Programa de seguimiento de basuras marinas en playas difundido por Miteco señala que en 2021 los objetos de plástico fueron el tipo de residuo más habitual en las playas españolas, con un 83,7% del total de residuos recogidos en el estudio. Le siguen los residuos higiénico-sanitarios (5,5%) y metálicos (2,6%). Concretamente los fragmentos de plástico de entre 0,5 y 2,5 cm representan el 20,4% del total de objetos abandonados en las playas, los trozos de pequeñas cuerdas de plástico el 9,2%; las tapas, tapones y corchos de plástico el 8%; las piezas de plástico de entre 2,5 y 50 cm el 6,6%; y las bolsas de snacks, envoltorios y palos de chucherías y helados el 2,9%, superando con creces en su conjunto a las colillas de cigarros (11,5%). Este hecho confirma el importante impacto que los envases desechables de un solo uso tienen en los entornos naturales cuando estos no son reciclados adecuadamente.

“A la hora de elaborar un picnic hay que tener en cuenta que es posible alimentarse siguiendo unos hábitos saludables sin necesidad de invertir mucho tiempo cocinando. Existe gran variedad de recetas compuestas mayoritariamente por verduras y frutas que contienen los nutrientes necesarios”, explica Isabel Sánchez, nutricionista de BluaU de Sanitas. “Además, es posible combinarlo con la utilización de envases y utensilios que sean sostenibles para evitar el desperdicio de residuos y cuidar la salud del planeta”, añade.

En este sentido, los expertos de Sanitas han preparado una lista con una serie de recetas compuestas por alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que pueden consumirse en frío y son ideales para un picnic saludable y sostenible:

Guacamole, hummus o tzatziki

Este tipo de salsas son muy sencillas de hacer y se pueden acompañar tanto de pan como de zanahoria, apio o calabacín, entre otros alimentos.

Ensaladas

Pueden ser de arroz, pasta, garbanzos o lentejas, y se pueden mezclar con atún, patata, queso o frutos secos, entre otros productos. Es decir, existe una multitud de opciones que consiguen la saciedad y proporcionan gran cantidad de nutrientes.

Quiches de verduras 

Son una excelente opción puesto que se pueden consumir tanto en caliente como en frío. Son muy versátiles y pueden apoyarse en la cocina de aprovechamiento.

Macedonia de frutas o yogur 

El melón, la sandía, el melocotón, la piña, el kiwi o las cerezas son algunos ejemplos de frutas de verano que aportan gran cantidad de nutrientes y energía, además de servir como hidratación gracias a la elevada cantidad de agua que contienen. Pueden acompañarse de un yogur y consumirse tanto de snack como de postre.

Bebidas 

Con las altas temperaturas del verano es de vital importancia mantenerse hidratado durante todo el día. El agua fría con saborizantes naturales como el limón, la menta o hierbabuena, la naranja o plantas del té son una buena alternativa en contraposición a las bebidas azucaradas.

Los alimentos que componen el picnic deben ir acompañados de botellas, fiambreras, cubiertos y servilletas reutilizables para evitar generar más residuos de los estrictamente necesarios y, en caso de que quede algún resto, es muy importante recogerlo para reciclarlo adecuadamente. Solo así, es posible evitar que los residuos acaben convirtiéndose en basuraleza que puede dañar los entornos naturales, la biodiversidad y acabar repercutiendo negativamente en nuestra propia salud personal, dada la relación directa que existe entre la salud del planeta y la salud de las personas. Esta relación, conocida como One Health y apoyada por la OMS, hace referencia a la conexión entre la salud del ecosistema, del mundo animal y de las personas, de manera que si se daña uno de estos tres ámbitos puede tener repercusiones sobre los otros.

En esta línea, Sanitas trabaja con un compromiso One Health para cuidar la salud de las personas y del planeta, promoviendo estilos de vida saludables, como es el consumo de una alimentación equilibrada, y poniendo en práctica hábitos sostenibles que protejan el medioambiente a través de la reforestación de bosques, la creación de zonas verdes en nuestras ciudades, la reducción de emisiones de CO2 con la digitalización de servicios, la utilización de energías limpias, el reciclaje y la búsqueda de alternativas sostenibles.