martes 28/9/21

Las frutas y verduras que sí que ayudan a mejorar la digestión

 

El proceso de digestión tarda de aproximadamente 36 horas hasta que es expulsado el deshecho.

 

 Frutas y verduras. Pinterest.
Frutas y verduras. Pinterest.

El tiempo de digestión puede variar entre hombres y mujeres. Después de comer, los alimentos tardan entre seis y ocho horas en pasar por el estómago y el intestino delgado, según la Mayo Clinic.

Los alimentos entran en el intestino grueso para obtener una mayor digestión, absorción de agua y, acaba en la eliminación de los alimentos no digeridos. La comida en todo este proceso puede tardar 36 horas hasta llegar al colon. Desde que se come algo hasta que se genera las heces tarda de dos a cinco días, dependiendo de la persona.

Hay algunas frutas y verduras que ayudan a mejorar la digestión como la piña, ya que contiene una enzima que se llama bromelina, la cual es esencial para hacer la digestión, según el portal de salud Mejor con Salud.

Otra de las frutas es la papaya, además de tener un sabor exquisito, tiene múltiples beneficios para la digestión, de acuerdo con un estudio de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. Este alimento es ideal para ayudar a reducir las diarreas, cuidando los intestinos y el estómago.

El kiwi es famoso por ayudar a las digestiones cuando se tiene estreñimiento, ya que contiene una enzima llamada proteasa actinidain la cual es muy beneficiosa-

Las verduras de hojas verdes son muy buenas para estimular los jugos digestivos. Otras verduras que pueden ayudar a la digestión: el brócoli, el apio, la calabaza y las alcachofas.

Consumir alimentos con probióticos es ideal para la digestión ya que los microorganismos actúan principalmente en el aparato digestivo, donde puedan afectar el microbioma intestinal.  “Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, y además podrían proporcionar otros beneficios para la salud”, explica NIH de Estados Unidos.

Algunos alimentos probióticos son el yogur, las aceitunas y otros encurtidos, el tempeh y el kéfir, que se ha hecho muy famoso en los últimos años, el miso y los quesos de leche sin pasteurizar, el chucrut, muy popular en Alemania, el kimchi típico de Corea, pero cuidado si no te gusta el picante, entre otros.

Comentarios