martes. 31.01.2023

Los robo sde automóviles en lugares públicos se han vuelto bastante comunes en todas partes del mundo. Los ladrones de autos generalmente se enfocan en vehículos estacionados en lugares aislados y luego los roban rompiendo la cerradura. Si bien tales incidentes se informan ampliamente en varios estados de EE. UU., la policía local también se ha vuelto activa en la búsqueda de dichos delincuentes y en la prevención de actividades similares en diferentes áreas. También hay momentos en que la policía logra atrapar al ladrón junto con el vehículo robado en muy poco tiempo de ser denunciado. Uno de esos incidentes en los que la policía exhibió acciones rápidas surgió en Tampa, en el estado estadounidense de Florida.

El incidente tuvo lugar en agosto del año pasado, cuando le robaron el automóvil a una mujer después de que ella dejara el vehículo estacionado con su bebé de 11 meses dentro. Según lo que informan medios locales, la mujer no encontró su  cuando regresó y lo denunció a la policía de Tampa. Los agentes tomaron medidas inmediatas y se lanzó una operación de búsqueda para luego encontrar el automóvil, aparentemente abandonado por el ladrón con el niño dentro en un estado de “deshidratación”.

La policía, mientras actuaba sobre la situación, brindó los primeros auxilios necesarios al niño y luego transportó al bebé al hospital con la madre. En particular, el bebé estaba sentado en el automóvil solo en un lugar abierto con luz solar directa sobre el vehículo.

Comentarios