viernes. 02.12.2022

Un cambio en la dieta podría ser la clave para mejorar el tratamiento del cáncer de colon, según ha puesto de manifiesto un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Centro de Cáncer Rogel de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Gastroenterology'.

Las células cancerosas necesitan nutrientes para sobrevivir y crecer, y una de las moléculas de detección de nutrientes más importantes en una célula se llama mTORC1. A menudo llamado un regulador maestro del crecimiento celular, permite que las células detecten diferentes nutrientes y, por lo tanto, crezcan y proliferen. Cuando los nutrientes son limitados, las células reducen la cascada de detección de nutrientes y apagan mTORC1.

"En el cáncer de colon cuando disminuyes los nutrientes disponibles en los tumores, las células no saben qué hacer. Sin los nutrientes para crecer, pasan por una especie de crisis que conduce a la muerte celular masiva", han dicho los expertos, quienes encontraron en células y en ratones que una dieta baja en proteínas bloqueaba la vía de señalización de nutrientes que activa un regulador maestro del crecimiento del cáncer.

El regulador, mTORC1, controla cómo las células utilizan las señales nutricionales para crecer y multiplicarse. Es muy activo en cánceres con ciertas mutaciones y se sabe que hace que el cáncer se vuelva resistente a los tratamientos estándar. Una dieta baja en proteínas, y específicamente una reducción de dos aminoácidos clave, cambió las señales nutricionales a través de un complejo llamado GATOR.

GATOR1 y GATOR2 trabajan juntos para mantener mTORC1 en el negocio. Cuando una célula tiene muchos nutrientes, GATOR2 activa mTORC1. Cuando los nutrientes son bajos, GATOR1 desactiva mTORC1. Limitar ciertos aminoácidos bloquea esta señalización de nutrientes.

Los esfuerzos anteriores para bloquear mTORC se han centrado en inhibir sus señales que causan cáncer. Pero estos inhibidores causan efectos secundarios significativos, y cuando los pacientes dejan de tomarlos, el cáncer regresa. El estudio sugiere que bloquear la vía de los nutrientes al limitar los aminoácidos a través de una dieta baja en proteínas ofrece una forma alternativa de cerrar mTORC.

Los investigadores confirmaron sus hallazgos en células y ratones, donde vieron que limitar los aminoácidos detuvo el crecimiento del cáncer y condujo a un aumento de la muerte celular. También observaron biopsias de tejido de pacientes con cáncer de colon, lo que confirmó que los marcadores altos de mTORC se correlacionaban con una mayor resistencia a la quimioterapia y peores resultados.

Comentarios