domingo 22/5/22

En el Día Mundial del Cáncer de Ovario, que se celebra este domingo, CRIS Contra el Cáncer recuerda la importancia de invertir en la investigación de este tipo de tumor, cuya esperanza reside actualmente en las células 'Natural Killer'.

Según los investigadores de CRIS contra el cáncer, los tratamientos de inmunoterapia han cambiado el panorama de muchos tipos de cáncer, aunque en algunos tumores su beneficio todavía es limitado. Uno de ellos es precisamente el cáncer de ovario.

CRIS Contra el Cáncer lleva desde hace 7 años financiando diferentes proyectos de investigación en cáncer de ovario en diferentes centros que trabajan de forma coordinada para llegar a nuevos avances con mayor rapidez: la Unidad CRIS de Terapias Experimentales en cáncer del Hospital Clínico San Carlos, el Hospital Universitario de Albacete y el Centro de Investigación del Cáncer (CIC-IBMCC, Universidad de Salamanca-CSIC).

Por eso, uno de los principales ejes de la investigación del equipo del Hospital Clínico San Carlos consiste en comprender mejor el estado del sistema inmunitario en los tumores de ovario agresivos y diseñar tratamientos más efectivos a los actuales.

Con este objetivo, se están poniendo en práctica varias estrategias diferentes. Una de las más notables parte del análisis de las muestras de más de 60 pacientes de cáncer de ovario, donde han encontrado una posible pista de por qué las inmunoterapias más convencionales no funcionan.

El doctor Pedro Pérez-Segura, jefe de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos y director de la Unidad CRIS de Nuevas Terapias Experimentales Hospital Clínico San Carlos, explica que casi todas las estrategias de inmunoterapia hasta el momento se centran en un tipo de células, los linfocitos T.

"Estas terapias activan y redirigen a los linfocitos T contra el tumor. Sin embargo, los resultados de nuestro equipo apuntan a que otras células, denominadas 'Natural Killer', pueden tener un papel importante en combatir a los tumores de ovario más agresivos", señala.

Con esto en mente, los investigadores de CRIS Contra el Cáncer están trabajando en cómo estimular las células Natural Killer para combatir los tumores de ovario. De hecho, han participado en varios ensayos clínicos en los que se evalúan fármacos para potenciar las células 'Natural Killer'.

Actualmente, están a punto de iniciar su participación en un gran ensayo clínico internacional, en el que se incluirán pacientes de la Unidad CRIS de Terapias Experimentales en cáncer del Hospital Clínico San Carlos.

El doctor Pérez-Segura concluye que "los resultados de estos estudios pueden ser muy relevantes, ya que el uso de inmunoterapia dirigida a otras células diferentes a los Linfocitos T es un terreno poco explorado y que puede proporcionar grandes beneficios a las pacientes".

Por su parte, la doctora Arancha Manzano, del equipo de la Unidad CRIS de Terapias Experimentales en cáncer del Hospital Clínico San Carlos, apunta a la necesidad de "conseguir entender cómo son esos tumores para que la inmunoterapia, que son fármacos que no tienen funcionamiento ahora mismo en el cáncer de ovario, funcionen al igual que funcionan con otros tumores".

"Tenemos que desarrollar tratamientos de combinación y mejorar los resultados de las pacientes. Gracias a la actividad de CRIS Contra el Cáncer y a las donaciones podemos desarrollar muchas de estas líneas de investigación, pero es importante poder mantenerlas en el tiempo porque los resultados de las investigaciones no son inmediatos, sino que son a medio plazo y se requiere inversiones de años para poder mantener las líneas que están ahora mismo iniciadas", sostiene.

Así las cosas, en España se detectan 3.300 casos nuevos al año de cáncer de ovario, siendo uno de los tumores que más afectan a la mujer, provocando 1.500 muertes al año. "Es importante que todos seamos conscientes que cuantos más recursos haya para la investigación, antes llegaremos a tratamientos efectivos. En el cáncer de ovario más agresivo es aún más esencial", explica la directora de CRIS contra el cáncer, Marta Cardona.

"El cáncer de ovario suele detectarse cuando ya está muy avanzado o extendido, por lo que necesitamos nuevas estrategias con potencial para curar a estas pacientes, por ejemplo, la inmunoterapia", ha recalcado.