miércoles 1/12/21

La Universidad de Northwestern en Estados Unidos ha conseguido en un experimento con ratones que vuelva a andar teniendo el lesiones en la médula. La clave del éxito han sido unas moléculas sintéticas llamadas "danzantes" que se le han inyectado cerca de la médula espinal.

 "Son péptidos sintéticos que tienen una señal biológica que repara los tejidos dañados en la médula espinal". Explica Stupp, director del estudio realizado. 

Tras el éxito que han tenido con la recuperación de los ratones, el equipo ya ha solicitado probarlo en humanos. El medicamento consigue revertir la parálisis y recuperar el tejido dañado en las lesiones medulares por lo que tendría gran interés para los pacientes con lesiones medulares o enfermedades generativa como el ELA. 

Stupp exiplica que: "La terapia envía señales a las neuronas de la médula espinal dañadas y les ordena regenerarse, construir nuevos vasos sanguíneos y formar mielina, una sustancia que rodea a las neuronas para enviar señales eléctricas entre el cerebro y el resto del cuerpo en ambas direcciones y que nos permiten sentir y movernos".