martes 28/9/21

Crean un sistema capaz medir de forma "rápida" los anticuerpos en sangre del Covid-19

 Los investigadores desarrollaron un chip en el que se fijan las claves SARS-CoV-2. Es necesaria una pequeña gota de sangre de la yema del dedo y la sensibilidad del sistema es 500 veces mayor que la del método convencional. - RIKEN
Los investigadores desarrollaron un chip en el que se fijan las claves SARS-CoV-2. Es necesaria una pequeña gota de sangre de la yema del dedo y la sensibilidad del sistema es 500 veces mayor que la del método convencional. - RIKEN

Un equipo de investigación del Centro RIKEN de Ciencias de la Materia Emergente (CEMS) en Japón ha desarrollado un sistema de diagnóstico que puede medir de manera rápida y sensible la cantidad de anticuerpos en la sangre del coronavirus.

Se trata, según han publicado los expertos en la revista 'Bulletin of the Chemical Society of Japan', de un sistema que inmoviliza varias proteínas clave del SARS-CoV-2, lo que permite detectar automáticamente la presencia de anticuerpos contra el virus.

La técnica se basa en el uso de la luz. En concreto, una sustancia que reacciona a la luz se recubre primero con un microchip de plástico y una muestra de líquido que contiene la proteína de interés se deja caer sobre el microchip en forma de una mancha. Posteriormente, el chip se expone a la luz ultravioleta, la cual inmoviliza las proteínas.

Usando este método, los investigadores desarrollaron un chip llamado microarreglo sobre el cual se fijan las claves del SARS-CoV-2. Cuando los anticuerpos del suero sanguíneo se unen a las proteínas virales del chip, emiten luz y la cantidad de luz emitida se puede medir con precisión con una cámara CCD. Por tanto, este valor se puede utilizar para cuantificar el número de anticuerpos de una forma que no es posible con la inmunocromatografía.

"El análisis cuantitativo estándar de anticuerpos generalmente requiere medio mililitro de sangre extraída de uno de sus brazos, que es mucha. Pero en nuestro sistema todo lo que se necesita es una pequeña gota de sangre de la yema del dedo, y la sensibilidad del sistema es 500 veces mayor que la de la inmunocromatografía convencional, lo que significa que la detección es posible incluso cuando el número de anticuerpos es muy bajo", han zanjado los investigadores.

Comentarios