miércoles 1/12/21

El Grupo de Cáncer de Pulmón y Enfermedades Respiratorias del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja ha descubierto un fármaco para el tratamiento del asma alérgico. El estudio ya ha sido probado con ratones, a los que se les ha inducido el asma alérgico durante un mes mediante el uso de extracto de ácaros que es una de las sustancias alergénicas más comunes en el ámbito doméstico. 

El fármaco utiliza una proteína relacionada con el receptor de la insulina, denominada IGF1R, consigue revertir la mayoría de los síntomas como la secreción de moco, la hiperreactividad en las vías aéreas, la presencia de leucocitos de tipo eosinófilo y otros síntomas de inflamación pulmonar.

El asma alérgica afecta al 4,5% de la población y este fármaco podría convertirse en un nuevo tratamiento terapeútico que revierta los síntomas de la enfermedad. Los investigadores, por su parte, continúan su investigación para determinar si los resultados obtenidos con los ratones son extrapolables a pacientes para poderse utilizarlo como nueva estrategia terapeútica.