miércoles. 21.02.2024

El Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha insistido este domingo en la necesidad de una solución razonada al actual deterioro en las relaciones comerciales entre España y Argelia tras el giro del Gobierno español sobre la cuestión del Sáhara Occidental al aceptar el plan de autonomía marroquí sobre el territorio, una postura considerada inadmisible por Argel.

En respuesta, el Gobierno argelino, tras llamar a consultas a su embajador en España, acabó suspendiendo el tratado de amistad suscrito entre ambos países hace casi dos décadas, con la consiguiente reducción al mínimo de las exportaciones españolas.

Ya el lunes, a su retorno de su visita a Argelia tras reunirse con el presidente del país, Abdelmayid Tebune, Borrell ya apostó por la necesidad de solucionar la crisis entre ambos países; una idea en la que ha insistido en su valoración de este domingo, publicada en su blog personal.

"Las importaciones desde España han quedado suspendidas 'de facto' casi por completo, y esa es una circunstancia que lastra mucho la relación entera entre Argelia y la Unión Europea", ha aducido Borrell.

"El bloqueo actual no favorece a nadie y espero que, tras nuestro intercambio de pareceres, seamos capaces de encontrar juntos, a lo largo de las próximas semanas, soluciones pragmáticas para deshacer esta situación", ha indicado.