viernes 6/8/21

Los 2 senegaleses que intentaron salvar la vida de Samuel Luiz ya tienen papeles regularizados

Los dos senegaleses fueron los únicos que intentaron salvar la vida de Samuel Luiz, joven de 24 años que murió tras recibir una brutal paliza en A Coruña. Además han ayudado en la posterior  investigación para hacer justicia. 

 Amigas de Samuel Luiz con Ibrahima Shakur, quién intentó salvar la vida del joven gallego - Twitter - @prazapublica
Amigas de Samuel Luiz con Ibrahima Shakur, quién intentó salvar la vida del joven gallego - Twitter - @prazapublica

Las dos únicas personas que intentaron salvar la vida de Samuel Luiz, el joven de 24 años que sufrio una paliza mortal en A Coruña, fueron dos senegaleses que se encontraban en una situación irregular en el país y viviendo en la calle. Intentaron salvar al joven, que recibió por parte de sus agresores todo tipo de patadas y golpes en la cabeza, donde según la autopsia tenía una herida de 10 centímetros, hasta causarle la muerte.

Ibrahima Sakur es un senegalés de 35 años que ha estado viviendo en España desde hace tres, vendiendo en la calle para sobrevivir y a la espera del arreglo de sus papeles para poder ser marinero. Él y un compatriota suyo fueron los únicos que intervinieron para intentar parar la paliza a Samuel. También han colaborado en la posterior investigación policial, aún a riesgo de ser deportados. No dudaron en intentar salvar al joven gallego y tampoco han vacilado a la hora de prestar su testimonio, uno que ha sido crucial para la investigación del caso y para hacer justicia.

Su gesto ejemplar ha sido recibido con abrazos por parte de la familia y amigos de Samuel. Las autoridades también han recompensado su comportamiento regularizando la situación de ambos en el país.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha asegurado esperar la pronta regularización de la situación de los dos hombres en España, ya que es el reconocimiento debido y “de derecho” tras haber sido los únicos intermediarios que intentaron, activamente, frenar la brutal paliza.

Mientras tanto, la investigación por la paliza mortal a Samuel continúa. Por ahora hay tres detenidos y dos en un centro de menores, y la única mujer acusada de estar implicada sigue en libertad con cargos. Aún así, no se descarta que pueda haber más detenciones. Los dos senegaleses que intentaron salvar a Samuel aseguran que hubo más personas que participaron en la paliza.

Las investigaciones apuntan a que todo pudo comenzar porque dos de los agresores creyeron que Samuel y una amiga suya, que en ese instante realizaban una videollamada, los estaban grabando durante una pelea de pareja. Más tarde, supuestamente a ellos se unieron varios amigos, implicados también en la paliza que acabó con la muerte de Samuel, 

Comentarios