miércoles. 21.02.2024

Robin, dos días después de su cumpleaños, comenzó a llorar desesperada. Sus padres, siendo residentes de Londres en ese momento, lo llevaron al hospital, donde los médicos descubrieron que tenía cáncer. El pequeño de 12 meses fue diagnosticado de neuroblastoma de alto riesgo (inoperable). Esta enfermedad consiste en un tumor cuyo desarrollo se da mayoritariamente en los niños, pues se origina en las células nerviosas inmaduras y afecta, principalmente, al abdomen, el pecho o el cuello, a lo largo de la columna vertebral.

Robin recibió durante 6 meses quimioterapia en el Great Ormond Street Hospital, pero sus padres sabían que debían probar con un innovador tratamiento de inmunoterapia si le querían dar una verdadera oportunidad de vida. Este no estaba disponible en Reino Unido, pero sí en la ciudad de Barcelona. La abuela materna del niño, Elizabeth, lleva 24 años viviendo en España, y los padres de Robin no desaprovecharon la ocasión, se trasladaron a la ciudad para iniciar el tratamiento de inmunoterapia anti-GD2 de última generación del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, el cual ha logrado resultados nunca antes deseados en materia de supervivencia.

 

Un tratamiento que sólo está en Nueva York y Barcelona

El tratamiento innovador solo tiene un problema, su coste, el cual no cubre la seguridad social española. La familia necesita en total 90.000 euros al mes para suministrar el anticuerpo, lo que hace un total de 573.000 euros. La madre de Robin, Rachel, ya probó con un crowdfunding en Reino Unido y, desde Málaga, su abuela desde distintos eventos solidarios ha ido recaudando fondos. Entre las dos y el altruismo con el que ha respondido la gente han conseguido ya la cantidad de 300.000 euros, pero aun necesitan el resto para completar el tratamiento del pequeño, que terminaría este mes de mayo de 2024.

Por este motivo la entregada abuela de Mijas ha montado otro crowdfunding en España (para evitar el cambio de divisas), para darle a su nieto la "posibilidad de tener una vida sana y alejada de los hospitales". "En su corta vida, entre el Reino Unido y España, Robin ha tenido que pasar ya por varios meses de quimioterapia, dos operaciones de gran envergadura e innumerables anestesias generales, pues lleva luchando contra el cáncer durante casi la mitad de su vida", dice Elisabeth en el texto de GoFoundMe. Estamos pidiendo a nuestra comunidad que nos ayude a reunir 90.000 euros al mes para continuar este tratamiento, vital para mi nieto".