miércoles 1/12/21

Expertos de Socidrogalcohol y la Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España (Caarfe) han alertado, con motivo de la Semana de la Concienciación sobre Alcohol, de que el consumo de alcohol también puede causar muertes prematuras.

El consumo de alcohol tiene múltiples consecuencias. Se ha demostrado que incluso en pequeñas cantidades y realizando consumos moderados, el alcohol tiene consecuencias negativas en la salud cardiovascular y, si estos consumos son superiores a 12'5 unidades a la semana, acorta la vida.

Un estudio publicado en 'The Lancet' en 2018 afirma que un consumo de 25 o más unidades de alcohol semanales acorta la esperanza de vida entre uno y dos años. Y en caso de un consumo de 18 pintas de cerveza o copas de vino a la semana, la esperanza de vida se reduce hasta 4-5 años.

Según el Observatorio de Salud Global se producen al año 2 millones de muertes relacionadas con el consumo de alcohol en el mundo. Las principales causas de la carga de muertes atribuibles al alcohol fueron la cirrosis hepática (457.000 muertes), los traumatismos causados por accidentes de tráfico (338.000 muertes) y la tuberculosis (190.000 muertes).

Sin embargo, hay otras muchas enfermedades causadas de forma directa por los consumos de alcohol, y hay también muchos costes asociados. El alcohol genera una carga económica importante a la sanidad pública en España y en el resto del mundo; pero además hay una serie de costes intangibles que son difícilmente medibles y que tiene que ver también con estos consumos, como dolor, sufrimiento, deterioro de la vida, delitos o problemas sociales. Ya en datos del 2006 se calculaba que en Europa los costes tangibles ascendían a 125 billones de euros, mientras que los intangibles alcanzaban lo 270 billones de euros.

"Lo que nos preocupa desde la sociedad científica es que las personas con trastorno por consumo de alcohol son siempre las grandes olvidadas. El estigma que sufren hace que no se les preste atención, y esto lo hemos visto también en la pandemia, una vez más han quedado invisibilizados. Afortunadamente me consta que los profesionales de las adicciones han hecho todo lo posible por seguir atendiendo y acompañando a estas personas", asegura el presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual.

Así, considera que la celebración del Día Sin Alcohol es importante porque da visibilidad a un problema muy común que tiene tratamiento: "Es importante que pongamos el foco en la rehabilitación y en la visión holística de la enfermedad. El alcoholismo afecta al organismo y a la mente, pero también tiene consecuencias psicosociales que deben ser tratadas desde la empatía y el no juzgar, por eso es tan importante que rompamos con el estigma, que es la primera barrera de acceso al tratamiento".