viernes 3/12/21

La historia de Bruninho ha revolucionado las redes sociales. Este pequeño, de 9 años, aficionado al brasileño del Santos, fue a ver un partido de su equipo. Bruninho estaba muy ilusionado por el cuentro y, por ello, pidió la camiseta al portero rival. 

Este pequeño gesto provocó la ira de sus compañeros y, rápidamente, se generó una trifulca en la que el pequeño resultó agredido. 

Al enterarse de lo ocurrido Neymar Jr estaba tan conmocionado que quiso conocer al Bruninho y regalarle su camiseta. El pequeño estaba tan emocionado que no pudo dejar de llorar mientras abrazaba a su gran ídolo. Fue un día que nunca olvidará. 

hola